lunes, 7 de noviembre de 2016

El FBI cierra la investigación contra Clinton dos días antes de las elecciones

El FBI cierra la investigación contra Clinton dos días antes de las elecciones

El FBI señala que no hay nada delictivo en el caso de los correos de la candidata demócrata. Por otra parte, los republicanos afirman que los investigadores sufrieron una "enorme presión política".

La Oficina Federal de Investigación (FBI, en inglés) cerró el caso por los correos electrónicos de la candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, tan solo dos días antes de las elecciones presidenciales norteamericanas del próximo martes.
"Una enorme presión política"

La Oficina llegó a la conclusión de que los correos de la candidata demócrata, que fueron encontrados en el ordenador del marido de su asistenta Huma Abedin, son de naturaleza personal o duplicados de los materiales que ya habían sido estudiados anteriormente. Por su parte, la campaña del candidato republicano Donald Trump acusó al FBI de parcialidad y sugirió que se ejerció una "enorme presión política" contra el director de la Oficina, James Сomey.

"Basándonos en la revisión [de los correos electrónicos de Clinton], no hemos cambiado las conclusiones que expresamos en julio con respecto a la [ex] secretaria Clinton", reza la carta del director del FBI enviada al Congreso de EE.UU.

Además, Сomey señaló que los investigadores del FBI "trabajaron las veinticuatro horas del día" para analizar lo más rápidamente posible la totalidad de los correos. Según ha dicho, el FBI estudió en detalle la correspondencia y llegó a la conclusión de que ninguno de los documentos puede servir de pretexto para llevar a juicio a la exsecretaria de Estado. Comey ha agradecido a sus colegas la profesionalidad de su trabajo.

El equipo de Trump no está de acuerdo con los resultados de la investigación. "Aunque las conclusiones del FBI no hayan cambiado, ha quedado demostrado que [Hillary Clinton] actuó temeraria y negligentemente. También que mintió sobre información clasificada", afirmó via Twitter Kellyanne Conway, jefa de campaña de Donald Trump.

El expresidente de la Cámara de Representantes estadounidense Newt Gingrich opinó, también a través del servicio de microblogging, que Comey "debe haber estado bajo una enorme presión política para ceder de esta forma y declarar cosas que es imposible que sepa".

"Si Comey está seguro de que no hay ningún problema con los 650.000 correos, debería publicarlos inmediatamente. ¡Qué el pueblo estadounidense decida!", ha agregado Gingrich.

El presidente de la Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, también acusó a la Oficina Federal de Investigación de parcialidad. Según Priebus, Clinton "violó la ley, puso en peligro información sensible que afecta a la seguridad nacional, y mintió repetidamente al pueblo estadounidense". Priebus espera que el FBI no detenga la investigación sobre el fondo de la familia Clinton a través del cual, como sugieren los fiscales, fueron blanqueados grandes cantidades de dinero.


Clinton pidió a su sirvienta que imprima documentos clasificados


Según parece, el FBI no quiere manchar la imagen de la candidata demócrata en un momento tan crucial para el país. En concreto, el FBI considera como poco significantes hechos como el que Clinton pidiera a su criada, la inmigrante de Filipinas Marina Santos, que le imprimiera documentos y correos electrónicos gubernamentales que contenían información clasificada.

En marzo del 2015, se reveló que Hillary Clinton había utilizado una cuenta de correo electrónico privada a lo largo de sus años en el cargo de secretaria de Estado, lo cual supone una violación de la política del Departamento de Estado. Como consecuencia de esta información, estalló un escándalo político que llega hasta el día de hoy. El FBI inició entonces una primera investigación que terminó en julio pasado ya que, como afirmaron los investigadores, no encontraron nada delictivo en la correspondencia. El caso volvió a reabrirse recientemente, cuando la Oficina decidió examinar nuevos correos electrónicos a finales de octubre, a menos de dos semanas de los comicios del 8 de noviembre.

Este hecho dañó la imagen de la candidata demócrata y provocó que, según varios sondeos, Trump la adelantara hasta en 5 puntos en intención de voto. Pero la reciente decisión de la Oficina de Investigación volvió a cambiar la situación balance, y las encuestas le dan ahora un 5% de ventaja a Clinton.

RT

Compartir

0 comentarios: