miércoles, 23 de noviembre de 2016

España, los fondos buitre sobrevuelan las residencias de ancianos

España, los fondos buitre sobrevuelan las residencias de ancianos

La gestión de residencias se ha convertido en un negocio muy lucrativo para las empresas privadas.

Trabajadores, activistas y familiares de afectados se han concentrado este miércoles ante la sede de la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid para protestar por el abandono al que están sometidos los centros públicos dependientes de este organismo, y especialmente, las residencias de mayores.

Según denuncian los sindicatos CCOO, UGT y CSIT, la falta de personal en los centros públicos dependientes ha provocado un incremento de "la carga de trabajo diaria" de los trabajadores que ha repercutido directamente "en la calidad del servicio que se ofrece a los usuarios".

"Muchos días los residentes están encamados hasta las 11-30 de la mañana. Por ello, desencadenan escaras… Tenemos constancia de unas malas comidas, una mala nutrición, una mala hidratación, un pésimo aseo", explicó a RT Luis de Miguel, familiar de dos personas mayores ingresadas en una residencia pública.


El porcentaje de plazas para empleados no cubiertas alcanza aproximadamente el 30%, aunque en algunos centros esta cifra es incluso superior. Según Dolores Escribano, responsable de servicios sociales del sindicato CSIT, en estos momentos hay 25 plazas sin cubrir en Francisco de Vitoria, 22 en las Rozas y 28 en Alcorcón: "Es una vergüenza lo que está pasando".

Según los citados sindicatos, los trabajadores de algunos centros plantaban cara recientemente a la dirección de los mismos reivindicando los problemas diarios a los he han de enfrentarse. "En muchas residencias hay el mismo personal que hace 20 años y los residentes son casi todos grandes dependientes, encamados, que necesitan unos cuidados desde que se levantan hasta que se acuestan", denuncia María Socorro Guijarro, que trabaja en una residencia pública.

El negocio de las empresas privadas y los fondos buitre.


Los sindicatos han querido prestar especial atención a la difícil situación que atraviesan las residencias de ancianos. En la Comunidad de Madrid, hay en torno a unos 480 centros para mayores, aunque solo 27 de ellos son de titularidad y gestión íntegramente pública. El resto son de gestión indirecta, concertada o totalmente privada, aunque todas las residencias tienen que someterse a inspecciones regulares de los técnicos de la Comunidad para seguir operando.

Es un sector de negocio que los fondos buitre y otras sociedades de este estilo se están disputando

El envejecimiento progresivo de la población, así como la rentabilidad de este sector, ha provocado que la gestión de residencias se haya convertido en un negocio muy lucrativo. Para algunos activistas y políticos de la oposición, detrás de la perdida de calidad del servicio en las residencias de ancianos se esconde el interés de beneficiar a las empresas privadas.

"Han ganado las elecciones, tienen cuatro años por delante para seguir esquilmando. Y estas residencias las hemos hecho con nuestros impuestos", explica la activista María Dulce Alonso.

Además, el negocio no ha pasado desapercibido para los fondos buitre: "las entidades de capital de riesgo cuya única misión es comprar ahora para vender más caro dentro de unos años y obtener pingües beneficios en el viaje", escribió Raul Camargo, diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid, en un artículo publicado en 'Huffington Post'.

"Es un sector de negocio que los fondos buitre y otras sociedades de este estilo se están disputando. ¿Qué es lo que hay que hacer para que la gente se vaya a residencias privadas? Deteriorar mucho las públicas, hacer que haya muy pocas públicas en la Comunidad de Madrid", denunció el político de la formación morada a RT.

RT

Compartir

0 comentarios: