domingo, 20 de noviembre de 2016

Ministro boliviano tacha de “enfermo” sistema político de EEUU


EE.UU. tiene un sistema político ‘enfermo’ contando con un modelo de democracia que usurpa la decisión del ciudadano al votar, según el Gobierno de Bolivia.

“Hay un malestar ciudadano contra un modelo que usurpa la decisión del ciudadano al votar, al ciudadano se le exige casi con una pistola en la nuca que pague sus impuestos, pero ese ciudadano es incapaz de votar por quien va a gobernar y sobre lo que va a gobernar”, comentó el sábado el ministro de la Presidencia boliviano, Juan Ramón Quintana.

En una entrevista con el canal Bolivia TV para abordar los resultados electorales de EE.UU. que resultó en la victoria del republicano Donald Trump, Quintana coincidió con el célebre politólogo estadounidense Noam Chomsky al afirmar que el “sistema político norteamericano está enfermo”.

Hay un malestar ciudadano contra un modelo que usurpa la decisión del ciudadano al votar, al ciudadano se le exige casi con una pistola en la nuca que pague sus impuestos, pero ese ciudadano es incapaz de votar por quien va a gobernar y sobre lo que va a gobernar”, comentó el ministro de la Presidencia boliviano, Juan Ramón Quintana.

En este sentido, consideró que lo que ocurrió el 8 de noviembre en EE.UU. fue en realidad una “soberana ridiculez” ya que el voto del pueblo no es determinante en las elecciones sino el uno por ciento que integra el Colegio Electoral en ese país decide sobre los 120 millones de votantes, por tanto hay “un desquiciamiento entre la ciudadanía y el poder”.

Uno de los factores más perturbadores de ese desquiciado sistema, acotó, es la concentración de la riqueza en un país donde, según el politólogo Noam Chomsky, el uno por ciento controla más del 50 por ciento de las riquezas y el tres por ciento las controla entre el 60 y el 65 por ciento.

De acuerdo con el ministro boliviano, esta votación mostró la pérdida de prestigio de EE.UU. frente a las guerras pagadas por los contribuyentes, a la derrota, al costo económico, el miedo de verse involucrados en las guerras y el rechazo a los grandes negocios globales lo que precipitó la derrota de la demócrata Hillary Clinton.

Como otra muestra del desquiciamiento en la sociedad norteamericana, puso como ejemplo los 50 millones de pobres que hay en EE.UU. y además tildó de “tremendamente complicada” la situación del país estadounidense teniendo la mayor deuda de todo el mundo que supera su Producto Interno Bruto (PIB).

En otra parte de sus declaraciones, aseguró que con Clinton todo estaban siendo testigos de más guerras de EE.UU. frente al mundo, y lo más seguro era que propiciara un golpe de Estado en Venezuela y que se acrecentaran los proyectos de desestabilización contra Bolivia y Ecuador.

hispantv

Compartir

0 comentarios: