jueves, 24 de noviembre de 2016

Netanyahu, investigado por la compra de submarinos alemanes

Netanyahu, investigado por la compra de submarinos alemanes

La fiscalía general israelí ordenó el miércoles investigar un presunto conflicto de intereses que salpica a Netanyahu en la polémica compra de submarinos alemanes.

El escándalo fue destapado el martes por el Canal 10 de la televisión israelí cuando se supo que David Shimron, abogado personal del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, es también el representante legal en los territorios ocupados de la firma alemana ThyssenKrupp. El documento desveló, asimismo, el supuesto interés del premier en el contrato de compra de sumergibles.

ThyssenKrupp, que ya ha entregado en los últimos años seis sumergibles de la clase Dolphin a la armada israelí, está negociando también, con las autoridades israelíes, la venta de otros tres submarinos.

Según la información dada por la televisión local israelí, Netanyahu impulsó personalmente la concesión del contrato a los astilleros alemanes sin la convocatoria de concurso público y en contra de la opinión de los estamentos de asuntos militares, que no tienen particular interés en más submarinos.

Parece innegable que el entorno del primer ministro está al tanto de secretos de Estado, y los utiliza para embolsarse grandes sumas a costa de los ciudadanos. Solo falta saber si [Netanyahu] estaba ciego o si tomó parte también en la trama de corrupción”, dijo la diputada laborista israelí Shelly Yacimovich.

Netanyahu, que afronta un mar de críticas y acusaciones por la oposición y los medios de comunicación en los últimos días, ha defendido el contrato, diciendo que los nuevos sumergibles pueden “garantizar la existencia de Israel en el futuro, durante decenios”.

Sin embargo, el exministro de asuntos militares Moshe Yaalon, un férreo opositor a la compra de los submarinos, dijo que no existen motivos de seguridad para justificar la adquisición. El controvertido contrato fue concretado después de que Yaalon fuera reemplazado.

La diputada laborista israelí Shelly Yacimovich argumentó, a su vez, el miércoles: “Parece innegable que el entorno del primer ministro está al tanto de secretos de Estado, y los utiliza para embolsarse grandes sumas a costa de los ciudadanos. Solo falta saber si [Netanyahu] estaba ciego o si tomó parte también en la trama de corrupción”.

De igual modo, el titular de la bancada del partido Meretz, Zehava Gal-On, pidió a Netanyahu que se autosuspenda del cargo mientras dure la investigación. Gal-On lamentó que el primer ministro, en lugar de dar respuestas a la opinión pública, se conforma con “declaraciones arrogantes”.

hispantv

Compartir

0 comentarios: