viernes, 11 de noviembre de 2016

Nuevos documentos sobre corrupción podrían acabar con Temer

Nuevos documentos sobre corrupción podrían acabar con Temer

Los abogados de Dilma Rousseff argumentan que el actual presidente brasileño debería ser removido por aceptar un soborno de 295.000 dólares.

Los defensores de Rousseff presentaron el jueves pruebas al Tribunal Supremo electoral, en las que sugieren que el mandatario brasileño, Michel Temer, recibió sobornos de una empresa de construcción.

Si se aceptan los documentos presentados, se planteará la posibilidad de que las elecciones presidenciales 2014 sean declaradas inválidas por violaciones a la financiación de las campañas, lo que podría obligar a Temer a retirarse del cargo. En estos comicios, Rousseff consiguió la Presidencia y Temer se convirtió en el vicepresidente del país.

Dicha corte electoral brasileña lleva meses en una investigación para determinar si la campaña de reelección de Rousseff en 2014 fue financiada con fondos ilegales recibidos de Otavio Azevedo, director de la firma constructora Andrade Gutierrez.

Como parte de un acuerdo con la corte, Azevedo confesó que un millón de reales (aproximadamente 295.000 dólares) que dio a la campaña electoral de la expresidenta de Brasil fue un soborno para Rousseff.

No obstante, los documentos de los letrados de Rousseff señalan que este dinero fue transferido directamente al fondo de campaña del Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), del que Temer también forma parte.

De hecho, presentaron declaraciones bancarias y una copia de un cheque con fecha, 10 de julio de 2014, que mostraba que la empresa Andrade Gutierrez depositó esta cantidad de dinero en el fondo de la campaña general de PMDB, que luego fue transferido el mismo día al fondo personal de campaña de Temer.

Los abogados de Rousseff argumentan que estos documentos ponen de relieve que Azevedo mintió y que Temer fue quien obtuvo el dinero del soborno. Sin embargo, Temer negó la acusación, al asegurar que la donación fue totalmente legal, para después recordar que Rousseff era la cabeza de la fórmula, por lo que, recaería en ella la responsabilidad de cualquier mal manejo.

El Senado brasileño, en una decisión final el pasado 31 de agosto, votó a favor de la destitución de Rousseff como presidenta del Gobierno, tras un largo proceso de impeachment por manipulación de las cuentas públicas, como consecuencia Temer ocupó su cargo. Las políticas de Temer, calificado por Rousseff de “traidor”, han provocado masivas protestas del pueblo brasileño, del cual solo el 14 por ciento lo apoya.

hispantv

Compartir

0 comentarios: