martes, 15 de noviembre de 2016

Trump empieza a hilar su relación con Latinoamérica a través de México y Argentina

Trump empieza a hilar su relación con Latinoamérica a través de México y Argentina

El recién electo presidente norteamericano empezó a zurcir su relación con la región, en medio de las cautas expectativas que hay respecto a su próximo mandato. A pesar del altisonante tono de sus declaraciones, México figura entre los primeros países con los que hizo contacto.

El candidato republicano Donald Trump se dirige a una multitud durante un evento de campaña en Greenvile, estado de Carolina del Norte, EE.UU. 6 de septiembre de 2016Mike SegarReuters

Donald Trump aún no asume la presidencia de EE.UU. pero ya empezó a dar señales sobre su política exterior con Latinoamérica.

Este lunes, el recién electo mandatario norteamericano realizó su primer acercamiento formal con México y Argentina. Los presidentes Enrique Peña Nieto y Mauricio Macri conversaron vía telefónica con Trump y aunque las cancillerías de ambos países emitieron comunicados escuetos, el gesto fue recibido de manera positiva.

A pesar del altisonante tono que tuvo con México, Peña Nieto encabezó la lista de mandatarios que estuvo en la agenda de Trump. Según refiere la revista Tribu Magazine, ambos Jefes de Estado acordaron celebrar una reunión próximamente que tendrá como principales temas "la seguridad, la cooperación y la prosperidad".

"Coincidimos en que debemos trabajar en una relación de confianza y de futuro compartido", aseguró el presidente mexicano, quien afirmó que trabajaría en "cuerpo y alma para velar por los derechos, el bienestar y los intereses de los mexicanos donde quiera que se encuentren".

La declaraciones no son gratuitas. Una de las promesas electorales de Trump fue construir un muro para separar el territorio estadounidense del mexicano y arreciar la política migratoria contra los ciudadanos sin estatus legal en EE.UU.


Varios carteles en apoyo al candidato republicano Donald Trump durante posan sobre una mesa durante un evento de campaña en Dundalk, estado de Maryland, EE.UU. 12 de septiembre de 2016 Mike SegarReuters

"Cuando a EE.UU. le va bien, a México le va bien", agregó Peña Nieto. Aunque su primera con el magnate, que se celebró antes de que el último ganara los comicios, fue mal vista por la opinión pública del país suramericano, un análisis de la revista Excelsior ahora la valora positivamente porque "permitió construir una relación y sentar las bases para el próximo encuentro".

Otro de los privilegiados en el directorio de Trump fue el mandatario argentino, Mauricio Macri. Con una cercanía personal que se remonta a los años 80, cuando ambos se reunían para conversar sobre negocios inmobiliarios, era de esperarse que la relación se anuncie en buenos términos.

"Argentina es un gran país y tendremos la más cercana relación entre nuestros países de la historia", dijo Trump, de acuerdo a un comunicado de la Presidencia de Argentina publicado por La Nación.

Macri, quien no ocultó su preferencia por Clinton mientras se desarrollaba la campaña, dejó sentado su compromiso -en un diálogo de 15 minutos- que manejarían una "agenda común" en beneficio de ambos países y lo invitó a la reunión del G-20, que se celebrará en Buenos Aires en 2018. Trump lo invitó a la Casa Blanca.

RT

Compartir

0 comentarios: