jueves, 22 de diciembre de 2016

Israel alarmado por una posible base naval iraní en Siria

Israel alarmado por una posible base naval iraní en Siria

La posible decisión de Irán de construir una base naval en Siria tendrá ‘preocupantes consecuencias’ para la seguridad de Israel, advierte un artículo.

Si Irán implementa su anuncio de establecer bases navales en las costas de Siria y Yemen, esto “tendrá consecuencias preocupantes, principalmente para Israel”, advierte un artículo del Instituto Israelí de Estudios de Seguridad Nacional (INSS).

El artículo, publicado el miércoles, considera aun así que no está claro si Irán está pensando en establecer una base permanente —como ha dicho el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Husein Baqeri— o si se trata de una presencia temporal limitada y de la recepción de servicios portuarios.

El peor de los casos es la construcción de una base permanente en Siria, que connota un brazo naval permanente en el mar Mediterráneo y una presencia militar iraní en la proximidad de Israel, creando una amenaza y estableciendo una disuasión contra Israel”, alertó el Instituto Israelí de Estudios de Seguridad Nacional (INSS).

Para el analista, “el peor de los casos es la construcción de una base permanente en Siria, que connota un brazo naval permanente en el mar Mediterráneo y una presencia militar iraní en la proximidad de Israel, creando una amenaza y estableciendo una capacidad de disuasión contra Israel”.

Además, alerta de que el establecimiento de una base naval en Siria permitiría a Irán transportar suministros regulares y asistencia de otro tipo al Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), sin depender de convoyes terrestres o de transporte aéreo a través de Siria, Irak o Turquía, y servirá sus necesidades de recolección de información.

Asimismo, el instituto intenta transmitir su preocupación por la seguridad a las autoridades de Riad indicando que el establecimiento de una base naval en Yemen, al sur de Arabia Saudí, debe considerarse como una amenaza para Riad y proporcionaría a Irán la capacidad de plantear una amenaza a la entrada del Mar Rojo, así como la capacidad de afectar a la navegación hacia el Canal de Suez y el golfo de Eilat (golfo de Áqaba) en caso de enfrentamiento.

Pese a que el instituto asevera que, en caso de hacerse realidad el establecimiento de bases navales próximas a los territorios ocupados palestinos, el régimen de Tel Aviv puede “destruirlas si es necesario”, advierte también a las autoridades israelíes de que toda operación militar contra una base naval iraní en Siria —ya sea pública o encubierta— podría desencadener una respuesta iraní, directa o a través de Hezbolá.

En los últimos años, la Fuerza Naval de Irán ha incrementado su presencia en las aguas internacionales para proteger las rutas navales y proporcionar seguridad a sus buques mercantes y petroleros.

Además, las Fuerzas Navales del país persa han frustrado gran número de ataques piratas a buques y petroleros, tanto iraníes como extranjeros, durante sus misiones en las aguas internacionales.

hispantv

0 comentarios: