domingo, 25 de diciembre de 2016

Mexicana violada 43.000 veces dedica su vida a ayudar a otras víctimas de la esclavitud sexual

Mexicana violada 43.000 veces dedica su vida a ayudar a otras víctimas de la esclavitud sexual

"Tenía que cerrar los ojos para no ver lo que me estaban haciendo, para no sentir nada", recuerda la mujer.

Una mujer mexicana que fue violada 30 veces al día durante cuatro años se ha comprometido a viajar por el mundo para ayudar a salvar a otras esclavas sexuales.

Karla Jacinto habló con la CNN en el 2015 para describir cómo quedó atrapada en la industria mexicana del tráfico sexual, estimando que se vio obligada a tener relaciones sexuales 43.200 veces desde que tenía 12 años, hasta los 16.

Ahora de 24 años, Jacinto continúa luchando contra el tráfico de personas y prostitución forzada, dando discursos públicos en diferentes países alrededor del mundo. En julio, la mujer contó su historia al papa Francisco en el Vaticano durante una conferencia sobre la esclavitud moderna.

Su objetivo es aumentar la conciencia y proteger a las niñas y niños para que no sufran el mismo destino. "Nunca imaginé que la chica que solía estar en la esquina usando tacones altos, que era considerada una prostituta, se sentiría tan fuerte", dijo.

Tony GentileReuters

Tony GentileReuters

"Tenía que cerrar los ojos para no ver lo que me estaban haciendo"


Con solo 12 años Karla fue seducida por un hombre 10 años mayor, quien le ofreció un futuro mejor, lejos de una familia disfuncional en la que sufría abusos desde los cinco años. En los primeros tres meses la relación era normal. "Vas a ser mi princesa", le decía. Pero, según contó la joven, hoy de 23 años, de pronto todo cambió y comenzó su larga pesadilla.

Cuando su novio la dejó sola en su apartamento, sus primos comenzaron a llevar chicas distintas cada semana y, unos días después, le empezaron a decir "todo lo que tenía que hacer" para ejercer la prostitución.

"Empezaba a las 10 de la mañana y terminaba a medianoche", dijo Jacinto, "Algunos se reirían de mí porque estaba llorando". "Tenía que cerrar los ojos para no ver lo que me estaban haciendo, para no sentir nada".

Las vejaciones que sufrió Karla no fueron solo las violaciones, sino que también fue extorsionada por la Policía, que filmó a todas las chicas retenidas en un hotel, y golpes y quemaduras de parte de su captor.

Cuando solo tenía 15 años se quedó embarazada de una niña. Al mes de nacer, la pequeña fue apartada de su madre, que recién volvió a verla cuando tenía más de un año.

Finalmente, luego de una pesadilla de cuatro años, Karla Jacinto fue rescatada en 2006, durante una operación antitrata en Ciudad de México, continúa el portal. Sin embargo, su vida guardará para siempre el horror vivido.

RT

Compartir

0 comentarios: