viernes, 9 de diciembre de 2016

Trump promete que China respete ‘reglas del juego’ con él

Trump promete que China respete ‘reglas del juego’ con él

El presidente electo, Donald Trump, asegura que EE.UU. necesita mejorar su relación con China y promete que Pekín va a ‘respetar las reglas del juego’ con él.

"Una de las relaciones más importantes que hay que mejorar, y que tenemos que mejorar, es la de Estados Unidos con China", señaló el jueves Trump en un mitin por la victoria en Des Moines, Iowa (Medio Oeste de EE.UU.).

Al mismo tiempo, criticó a Pekín por sus políticas económicas que afecta a EE.UU. e indicó que el país asiático tiene “una deuda masiva a la propiedad intelectual”, “impone impuestos injustos” a las empresas estadounidenses, no respeta las reglas del juego al devaluar su moneda y practica el “dumping” o competencia desleal.

China es responsable de casi la mitad de nuestro déficit comercial y China no es una economía de mercado, ellos no respetan las reglas del juego y ha llegado el momento de que lo empiecen a hacer. Lo tienen que hacer”, señaló el presidente electo de EE.UU., Donald Trump.

Asimismo, denunció a China por no ayudar a Washington en las medidas contra Corea del Norte, sin embargo, asegura que esta situación cambiará cuando él llegue a la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

”China es responsable de casi la mitad de nuestro déficit comercial y China no es una economía de mercado, ellos no respetan las reglas del juego y ha llegado el momento de que lo empiecen a hacer. Lo tienen que hacer”, afirmó Trump.

Sobre el escenario de Des Moines, Trump apareció junto al gobernador de Iowa, Terry Branstad, a quien eligió para el puesto de embajador estadounidense en Pekín, la capital china.

Branstad, que considera al presidente chino, Xi Jinping, como un “viejo amigo”, tiene el encargo de Trump de mejorar las relaciones entre estos dos países con base en el “respeto mutuo” y el “beneficio mutuo”.

Los lazos entre ambas naciones están experimentando tensiones después de que Trump mantuviera una conversación telefónica con Tsai Ing-wen, la presidenta de Taiwán, país que, según defiende Pekín, es parte del territorio chino.

En reacción a la conversación telefónica de Trump e Ing-wen, China reclamó a Trump que no se acerque más a Taiwán, argumentando que el respeto al principio de “una sola China” es la única manera de “garantizar la continuidad del desarrollo de la cooperación en beneficio mutuo de ambas partes”.

Sin embargo, en medio de tales críticas, Trump arremetió de nuevo contra China, haciendo que los medios de comunicación chinos tildaran a Trump de “novato” incapaz de cerrar la boca que tiene que aprender que no puede “manipular a su antojo” al gigante asiático.

hispantv

0 comentarios: