miércoles, 18 de enero de 2017

Ante represión, despedidos argentinos de Clarín anuncian huelga

Ante represión, despedidos argentinos de Clarín anuncian huelga

Trabajadores argentinos despedidos de la planta impresora AGR-Clarín anuncian un paro de 24 horas en todo el país en repudio a la represión que sufrieron.

La decisión ha sido adoptada este miércoles, luego de que la planta Artes Gráficas Rioplatenses (AGR), una de las dos más importantes de Argentina en su rubro, despidiera mediante un comunicado a unos 400 de sus empleados bajo el pretexto de “la fuerte reconfiguración que atraviesa el sector de la impresión comercial”.

“Acá no hay quiebra, son despidos ilegales, lo que quieren es terminar con nuestra organización, reventar el convenio colectivo y tomar trabajadores precarizados. Así defiende este Gobierno el trabajo”, ha denunciado uno de los despedidos.

Acá no hay quiebra, son despidos ilegales, lo que quieren es terminar con nuestra organización, reventar el convenio colectivo y tomar trabajadores precarizados. Así defiende este Gobierno el trabajo”, denunció uno de los despedidos de la planta impresora AGR-Clarín.

La empresa está rodeada por “más de 1500 efectivos”, entre Gendarmería Nacional y Policía Federal, quienes recurrieron ayer al uso de la fuerza contra los manifestantes cuando estos escuchaban el resultado de una reunión mantenida por representantes gremiales con las autoridades del Ministerio de Trabajo y abogados de la empresa.

Los agentes lanzaron gas lacrimógeno y balas de goma para dispersar a los despedidos y varios de los trabajadores resultaron heridos.

“Nos han tirado balazos de gomas, agua caliente, tenemos compañeros baleados, hasta en la cabeza nos tiran. Esto es por defender nuestro puesto. El despido es ilegal, lo dijimos en el Ministerio de Trabajo y por ahora no hay ni siquiera una conciliación obligatoria que le ordene a la patronal que reabra las puertas de trabajo”, cuenta un empleado.

Diversos movimientos y organizaciones sociales se han incorporado a la protesta para expresar su apoyo a los trabajadores de la planta.

“Acá tenemos que venir todos, compañeros. (…) Si no venimos todos esto se va perder, está todo rodeado”, ha subrayado la presidenta del movimiento Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

Los despidos masivos son una de las medidas neoliberales del Gobierno argentino que han provocado amplias protestas. La nueva ola de los despidos se plantea a poco de haber cumplido Mauricio Macri un año de mandato, entre críticas y expresiones populares de descontento, que hace unos días llegaron a un ataque con piedras contra su vehículo (del que salió ileso).

hispantv

Compartir

0 comentarios: