viernes, 20 de enero de 2017

Filipinos piden separación de EEUU de cara a investidura de Trump

Filipinos piden separación de EEUU de cara a investidura de Trump

Cientos de ciudadanos filipinos han celebrado un acto de protesta en Manila para exigir a su presidente diseñar una política exterior independiente de EE.UU.

La marcha de protesta, a la que han acudido más de 300 personas, incluidos activistas de izquierda, musulmanes y grupos de mujeres, se ha llevado a cabo este viernes cuando Washington se prepara para celebrar la ceremonia de investidura del presidente electo de EE.UU., Donald Trump.

Portando pancartas en las que se leía "Donald Trump no se meta con Filipinas", y “Trump retire a las tropas estadounidenses de Filipinas", los manifestantes han intentado llegar a la embajada norteamericana en Manila (capital), pero un cordón policial impidió su acercamiento a la puerta principal de la sede.

Obama recubrió el imperialismo con azúcar, pero Trump ha mostrado una especie de imperialismo en tu cara", ha dicho el líder de la protesta Renato Reyes del grupo de izquierda Bayan.

Los activistas han advertido que encuentran al republicano Trump más peligroso que su predecesor, el demócrata Barack Obama, debido a sus comentarios ofensivos contra inmigrantes y musulmanes.

"Obama recubrió el imperialismo con azúcar, pero Trump ha mostrado una especie de imperialismo en su cara", ha dicho el líder de la protesta Renato Reyes del grupo de izquierda Bayan. Añade que el presidente filipino, Rodrigo Duterte "debe construir su política exterior independiente".


Mujeres activistas filipinas tiran una foto del magnate en un cubo de basura, en un gesto simbólico para denunciar el "alarmante sexismo y racismo" de Trump, 20 de enero de 2017.

Varios participantes en la marcha han prendido fuego a la bandera estadounidense y otros, incluido un número de mujeres, han tirado una foto del magnate en un cubo de basura, en un gesto simbólico para denunciar el "alarmante sexismo y racismo" de Trump.

Las relaciones entre Washington y Manila han sido tensas desde que Duterte tomó las riendas del país, allá en junio de 2016. De hecho, el presidente filipino recientemente calificó a los embajadores de EE.UU. de ‘espías’ al orden de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

EE.UU., el gobernante colonial de Filipinas hasta 1946, es actualmente el principal aliado militar del país asiático, sin embargo, Obama ha sido muy crítico con la campaña antidroga de Duterte.

Así pues, el mandatario filipino se ha acercado a China y Rusia, denunciando las injerencias de Washington en los asuntos internos de Filipinas. Y por otra parte, Duterte ha tomado medidas para poner fin a la presencia militar de EE.UU. en su territorio, entre ellas el bloqueo de patrullaje estadounidense en el disputado mar de China Meridional.

hispantv

0 comentarios:

x

Boletín de Noticias

Actualidad diaria

Alertas económicas

Global

Ciencia y tecnologia

y todo lo que necesitas saber.

La mejor información internacional de LA VERDAD OCULTA, diariamente en tu bandeja de entrada.