domingo, 5 de febrero de 2017

Alto funcionario galo: La UE debe dejar de ser “sierva” de EEUU

Alto funcionario galo: La UE debe dejar de ser “sierva” de EEUU

Un miembro del Gobierno francés llama a la UE a salir de su “servidumbre” de Washington en cuestiones de globalización y seguir el principio de reciprocidad.

“Imaginar que un país pueda tener futuro aislándose del resto del mundo es algo que no se corresponde con la realidad”, opina sobre el giro proteccionista de EE.UU. el secretario de Estado francés de Comercio Exterior, Matthias Fekl, en una entrevista publicada hoy domingo por el semanario local Journal du Dimanche (JDD).

Frente a esa tendencia en auge en el país norteamericano desde la llegada a la presidencia de Donald Trump en enero, Fekl estima que “Europa debe en cambio tener peso en la globalización y salir de su servidumbre voluntaria ante Estados Unidos”.

Imaginar que un país pueda tener futuro aislándose del resto del mundo es algo que no se corresponde con la realidad”, opina sobre el giro proteccionista de EE.UU. el secretario de Estado francés de Comercio Exterior, Matthias Fekl.

Para el alto funcionario, el temperamento “imprevisible e impetuoso” de Trump creará problemas a gran escala y obliga al bloque europeo occidental a “convertirse por fin en participante pleno en las relaciones internacionales”, además de prever Fekl una “retirada de EE.UU. de los asuntos del mundo”, salvo “interferencias puntuales” para defender intereses inmediatos.

En esta tesitura, la Unión Europea (UE) debe a su juicio dejar de lado “la ingenuidad que a veces demuestra” y someter al principio de reciprocidad sus relaciones económicas bilaterales, ya que Washington anuncia planes en ese mismo sentido.

El proteccionismo, reclamado en Francia por la líder nacionalista Marine Le Pen y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon, se ha convertido en uno de los centros principales del debate para las presidenciales, cuya primera vuelta será el 23 de abril.

Fekl es el mismo responsable francés que en agosto del año pasado anunció el fin del apoyo político de París a la negociación con Washington de la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP, en inglés), en buena medida porque los estadounidenses no aceptaban que las grandes empresas europeas accediesen a jugosos contratos públicos.

El TTIP era ya extremadamente impopular en Europa entre quienes lo conocían, pese a lo poco que las autoridades de la UE divulgaban su contenido. Apenas investido, Trump decretó además la salida de su país de un tratado similar, pero con el área Asia-Pacífico —sin China—, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés).

hispantv

0 comentarios: