domingo, 12 de febrero de 2017

EEUU contrató videntes para “espiar” a Irán en toma de embajada

EEUU contrató videntes para “espiar” a Irán en toma de embajada

Documentos de la CIA muestran que EE.UU. recurrió a videntes para averiguar el paradero de la misión norteamericana retenida en Teherán entre 1979 y 1981.

Un equipo secreto de varios mentalistas se reunió más de 200 veces en un edificio de Fort Meade, en el estado de Maryland (noreste), dentro del operativo Grill Flame (“llama de parrilla”), según se refleja en documentos recientemente desclasificados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, en inglés).

Tenían por misión recoger datos sobre el lugar donde estaba siendo retenido el personal de la embajada estadounidense en la capital iraní, Teherán, poco después de la Revolución Islámica, y el grado de rigor con el que se los vigilaba.

Trabajaban para la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA, en inglés), además de ser sus actividades supervisadas por varias agencias gubernamentales de espionaje más, que los ayudaban en su trabajo, así como por altos comandantes del Pentágono.

El 4 de noviembre de 1979, un grupo de estudiantes universitarios iraníes había asaltado la embajada, considerando que se había convertido en un nido de espías dedicado a derrocar la recientemente instituida República Islámica de Irán. 52 norteamericanos fueron retenidos durante 444 días, hasta el 20 de enero de 1981.

Las acusaciones de los estudiantes fueron corroboradas después por documentos que reflejaban que Washington había estado usando su embajada en Teherán para tramar planes contra Irán.

Tras el fin del incidente, el Pentágono comparó los detalles averiguados con los 202 informes de los mentalistas de Grill Flame. “Tan sólo siete informes” resultaron correctos, mientras que más de la mitad de ellos eran “incorrectos por completo”, de acuerdo con las conclusiones extraídas por un coronel de las Fuerzas Aéreas presente en el Estado Mayor Conjunto.

59 informes contenían por otra parte información parcial o “posiblemente” correcta, pero también datos erróneos, según dicho coronel.

Un agente de la CIA que estuvo entre los retenidos, William Daugherty, ha explicado que supo de la existencia de los videntes tras ser liberado. “Fue durante un almuerzo y estaban todos riéndose, en plan ‘¿te puedes creer las chaladuras que hicimos?’”, dice el espía en palabras recogidas este domingo por el canal iraní en inglés PressTV.

En el conjunto de la operación Grill Flame, integrada en un proyecto más amplio del espionaje estadounidense, 227 videntes practicaron 26.000 actos de telepatía, antes de que el programa se cancelara en 1995, tras constatarse su incapacidad para suministrar “información concreta y específica”.

hispantv

0 comentarios: