jueves, 30 de marzo de 2017

Hasta 30 millones de africanos podrían desplazarse a Europa en los próximos 10 años

Hasta 30 millones de africanos podrían desplazarse a Europa en los próximos 10 años

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, considera que los dos grandes desafíos de la UE son el terrorismo y las migraciones.

La violencia prolongada, las guerras civiles, la pobreza y la desertificación pueden obligar a 30 millones de africanos a desplazarse a Europea en los próximos 10 años, lo que plantea nuevos desafíos de seguridad al continente, según ha asegurado el presidente del Parlamento Europeo, Antoni Tajani, en una entrevista al diario alemán 'Die Welt'.

Por otro lado, según el político italiano, Europa debe abordar dos grandes desafíos, como son el terrorismo y la migración, como dos fenómenos interconectados. "El llamado Estado Islámico busca integrar terroristas con refugiados", explicó.

Así, el responsable de la Eurocámara ha afirmado que, a menos que sea derrotado militarmente, el grupo yihadista "hará todo lo posible para enfrentarse a Europa como su enemigo número uno". "Les explican que ahora es bastante fácil llevar a cabo un ataque en un Estado europeo con un cuchillo o un coche", añadió.


África: el gran desafío de Europa


Sin embargo, para Tajani, el desafío más importante que debe abordar la Unión Europea es la situación de miseria en la que se encuentra África: "Se encuentra en una situación extrema. La agricultura se reduce debido a la desertificación. Nigeria y Niger sufren la pobreza, y Somalia está sumida en el caos y la guerra civil", explicó.

"Si fracasamos en resolver los problemas centrales de las naciones africanas, 10, 20 e incluso 30 millones de migrantes vendrán a la Unión Europea en los próximos 10 años", aseguró el presidente del Parlamento Europeo.


Refugiados somalíes se abrazan tras sufrir un ataque en la costa de Yemen. 22 de marzo de 2017Abduljabbar ZeyadReuters

Para evitar este escenario, Tajani considera que Europa debe invertir miles de millones de dólares en inversiones y "desarrollar una estrategia a largo plazo". De lo contrario, "África corre el riesgo de convertirse en una colonia china, pero los chinos solo necesitan recursos naturales, no están interesados en la estabilidad", añadió.

Las declaraciones de Tajani se producen tras la cumbre del Grupo de contacto Unión Europea-Norte de Africa, celebrada recientemente en Roma, y en la que participaron ministros de Interior de Europa y el Norte de África, así como el comisario europeo para Migraciones, Asuntos Internos y Ciudadanía, Dimitri Avramopoulos.

Un acuerdo con Libia para frenar las migraciones


Durante el encuentro, los ministros discutieron las vías para reforzar la cooperación a lo largo de la ruta del Mediterráneo Central y una propuesta que busca interceptar a los migrantes africanos antes de que lleguen a aguas internacionales y entregarlos a campamentos en Libia.

Así, un año después del controvertido acuerdo entre la UE y Turquía para frenar el flujo de refugiados hacia las costas de Grecia, la Unión está tratando de alcanzar un pacto similar con Libia, devastada por la guerra, a pesar de las intensas críticas de los grupos de derechos humanos.

En este sentido, durante la entrevista, Tajani defendió la idea de establecer "campamentos protegidos por la ONU y el Ejército europeo". Además, afirmó que esas "ciudades improvisadas con hospitales e instalaciones para niños" cumplirían con las normas básicas de derechos humanos y garantizarían que los migrantes "no caigan en manos de los traficantes de personas ni mueran en el desierto ni en el mar".

Un "Plan Marshall" para África


Mientras tanto, Alemania, el principal destino de la mayoría de los solicitantes de asilo, está intensificando los esfuerzos diplomáticos para detener los flujos migratorios hacia el continente como parte de lo que Berlín llama un "Plan Marshall para África".

La canciller alemana, Angela Merkel, visitó recientemente Egipto y Túnez para hablar con el presidente egipcio, Abdelfatah al-Sisi, y con el primer ministro tunecino, Yusef Chahed, sobre la crisis de los refugiados y la lucha contra el terrorismo islamista.

Entre otros, Alemania busca acelerar los procedimientos para devolver inmigrantes rechazados a sus países de origen. No obstante, Berlín defiende que quiere frenar la migración fomentando el desarrollo económico en el norte de África.

"Solo cuando hay un desarrollo global se pueden superar las presiones de los desplazamientos y las expulsiones", aseguró la canciller durante la Conferencia de Seguridad celebrada en Munich el pasado mes de febrero.

RT

0 comentarios: