lunes, 17 de abril de 2017

"Al-Asad sorprendió a servicios de inteligencia occidentales"

"Al-Asad sorprendió a servicios de inteligencia occidentales"

Un portal israelí reconoce que Bashar al-Asad ha logrado mantener unido al Ejército sirio y sorprender a las agencias de inteligencia del Occidente.

Después de poco más de seis años del inicio de la crisis en Siria, se puede afirmar con certeza que el eje imperialista, que lidera Estados Unidos y del que también forman parte el régimen sionista israelí y Arabia Saudí, ha fracasado en sus objetivos, afirma este lunes el portal israelí Walla.

La agencia informativa dice que este eje se equivocó en sus previsiones que auguraban la salida inminente del mandatario sirio del poder. El presidente de Siria, Bashar al-Asad, ha conseguido, continúa Walla, a pesar de todo, mantener su alianza militar estratégica con Irán y el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

En este sentido, el portal cita a una fuente del régimen israelí para afirmar que la resistencia de Al-Asad resultó algo inesperado para todos. En un principio, argumenta, se esperaba que el mandatario se limitaría a liberar las ciudades costeras de Siria de los terroristas, sin embargo, Al-Asad ha conseguido que no caigan Damasco y sus alrededores y sigue con los esfuerzos para liberar todo el país de los grupos armados y de los extremistas.

Por otra parte, una fuente occidental mencionada por el mismo portal indica que Bashar al-Asad ha logrado sorprender a los servicios de inteligencia occidentales, sobre todo, porque ha podido mantener la unidad dentro del Ejército, además de los lazos con Irán y Hezbolá, y crear un cinturón de seguridad alrededor de Damasco, la capital, y las ciudades costeras del país.

Desde el principio de la crisis, los mandatarios y líderes occidentales no han dejado de insistir en la salida de Al-Asad.

Uno de ellos, el expresidente estadounidense Barack Obama aseguró en octubre de 2012 que la salida de Al-Asad era inminente y que en unos días el pueblo sirio decidiría su destino sin él.

El ex primer ministro israelí Ehud Barak dijo en 2011 que la caída de Al-Asad sería “una bendición” para la región y aseveró que pronto sería derrocado, lo que se traducía, a su juicio, en un gran golpe para Irán y Hezbolá.

hispantv

0 comentarios: