domingo, 9 de abril de 2017

Espías británicos jugaron rol clave en ataque de EEUU a Siria

Espías británicos jugaron rol clave en ataque de EEUU a Siria

Los espías británicos desempeñaron un ‘papel fundamental’ en el ataque de misiles lanzado por Estados Unidos contra objetivos del Ejército sirio.

En un informe publicado este domingo, el diario británico Daily Star ha revelado que los espías británicos estacionados en la estación de escucha Troödos (en centro de Chipre) de la Real Fuerza Aérea británica (RAF, por sus iniciales en inglés) proporcionaron al Ejército estadounidense datos “cruciales” sobre las posiciones de las fuerzas sirias.

Una fuente británica citada de manera anónima por el mismo medio ha señalado que las referidas instalaciones de vigilancia de la RAF tienen la misión de “interceptar y captar inteligencia de señales a lo largo de la región”.

Actualmente, su objetivo principal es Siria, si bien disponen de la capacidad de dirigirse a cualquier país en el Oriente Medio”, señala una fuente británica referiéndose a la base de escucha de la RAF en Chipre.

“Actualmente, su objetivo principal es Siria, si bien disponen de la capacidad de dirigirse a cualquier país en el Oriente Medio”, ha agregado, al tiempo que explica que la base de escucha alberga a importantes efectivos de la RAF, además de miembros del Servicio Secreto de Inteligencia británico, MI6.

Aunque el Ejército británico no participó directamente en la ofensiva, pero las informaciones suministradas supusieron un “arma muy valiosa” en el ataque con misiles de crucero Tomahawk que lanzó el viernes EE.UU. contra el aeródromo militar de Al-Shairat, ubicado en Homs (centro de Siria), sostiene.

Desde el estallido del conflicto sirio en 2011, las fuerzas estadounidenses y británicas han estado espiando y compartiendo información sobre las actividades del Ejército y Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad.

De acuerdo con Daily Star, cada misión de bombardeo en Siria es antes supervisada por analistas británicos y estadounidenses en las instalaciones de la RAF en Chipre.

Washington justificó su acción militar afirmando que era una respuesta a un presunto ataque químico acaecido el pasado martes en una localidad en la provincia noroccidental siria de Idlib, del que acusaba al Gobierno de Damasco, sin presentar prueba alguna.

El ataque estadounidense despertó una ola de condena y rechazo a nivel mundial. Asimismo dio lugar a nuevas tensiones con Rusia, que suspendió un acuerdo sobre Siria con Washington, que intentaba impedir accidentes de vuelos en las operaciones antiterroristas en Siria.

hispantv

0 comentarios: