domingo, 16 de abril de 2017

"Gobierno de Trump oculta violaciones de su propio código ético"

"Gobierno de Trump oculta violaciones de su propio código ético"

El diario The New York Times acusa al presidente de EE.UU. de emitir exenciones secretas a las infracciones del código ético de la Casa Blanca a sus directivos.

“El presidente (Donald) Trump está poblando la Casa Blanca y las agencias federales de excabilderos, abogados y asesores que, en muchos casos, están ayudando a diseñar nuevas directrices para los mismos sectores económicos de los que hace poco estaban en nómina”, denuncia el periódico neoyorquino en un largo informe publicado ayer sábado.

Basándose en el análisis de reportes financieros, informes de encuentros con representantes de grupos de interés y entrevistas con monitores actuales y pasados del respeto al código ético gubernamental, el New York Times concluye que pueden haberse producido al menos dos casos de violación de ese código.

El presidente (Donald) Trump está poblando la Casa Blanca y las agencias federales de excabilderos, abogados y asesores que, en muchos casos, están ayudando a diseñar nuevas directrices para los mismos sectores económicos de los que hace poco estaban en nómina”, denuncia el diario estadounidense 'The New York Times'.

Hacerse un juicio más preciso sobre esas posibles infracciones, sin embargo, es “casi imposible porque el Gobierno de Trump está expidiendo en secreto dispensas del cumplimiento de las reglas”, aseguran los tres periodistas que firman el artículo.

Los dos casos señalados con mayor detalle son los del asesor jefe en materia de Energía, Michael Catanzaro, y el jefe de personal de la Administración de Seguridad en Transportes, Chad Wolf.

El primero, lobista hasta finales del año pasado de empresas como Devon Energy, especializada en hidrocarburos, y Talen Energy, en carbón, que se opusieron a los planes de regulación del expresidente Barack Obama. El segundo pasó años cabildeando para que la agencia gubernamental en la que ahora es directivo gastase millones de dólares en un dispositivo de inspección de equipajes.

La portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders declinó una petición de diálogo sobre la cuestión del diario y en su lugar publicó un breve comunicado en el que asegura que Washington “se toma muy en serio sus compromisos éticos y las reglas federales sobre conflictos de intereses”.

Trump, que basó parte de su campaña electoral en la promesa de purgar la corrupción reinante en la capital estadounidense (“secar la ciénaga”) y combatir a los grupos de intereses particulares, ha incluido en su gabinete a numerosos milmillonarios con estrechos lazos con las grandes empresas, e incluso ha puesto a parientes cercanos en puestos de gran responsabilidad.

hispantv

0 comentarios: