domingo, 2 de abril de 2017

Presionan a empresas en Europa que quieran participar en el "muro de Trump"

Presionan a empresas en Europa que quieran participar en el "muro de Trump"

Algunas compañías europeas no se atreven a colaborar con la Administración de EE.UU. porque les aludieron que eso les podría costar clientes en sus países de origen.

A finales de marzo pasado el periódico 'Suddeutsche Zeitung' informó que dos empresas alemanas se habían registrado en un sitio web oficial para participar en el programa de construcción del muro en la frontera entre México y Estados Unidos. Eran las compañías Leupold Brown Goldbach y Bauer Group que se sumarían al consorcio francosuizo LafargeHolcim, que ya había ofrecido a la Casa Blanca sus servicios de fabricante de cemento.

RT se puso en contacto con las tres empresas y se reveló que no es lo que parecía ser o ya se ha producido un cambio de planes en los días transcurridos.

Solo el consorcio de cemento ha declarado que tiene la intención de participar en la construcción. No obstante, es "imposible hablar" de su participación porque el proyecto se encuentra en una etapa temprana de elaboración, ha afirmado el servicio de prensa. Mientras tanto, las autoridades de París ya se han negado a colaborar con LafargeHolcim, que debería suministrar arena para las playas en el río Sena.

Una 'mesa' en lugar del muro


Un copropietario de Leupold Brown Goldbach ha revelado que los motivos de su empresa "son contrarios" respecto a los que forja el presidente Donald Trump. La página de la misma en Facebook ya contiene "distintos enfoques arquitectónicos y artísticos con los que se podría jugar construyendo un muro". Algunas visualizaciones encarnizan el principio "vamos a unirnos y no separarnos", ha detallado.


Una de las ideas es una mesa de comedor sinfín "junto al que podrían sentarse representantes de ambos países" (desde sus respectivos lados de la frontera) para hablar.

Otra empresa germana de la lista, Bauer Group, ha mostrado su desaprobación por haber sido incluida por el diario y también por la propia política de Trump. Un portavoz ha asegurado a RT que solo querían enviarle "una pregunta definidora" a la oficina en EE.UU., responsable del proyecto.
¿Fruto de intimidación?

Los residentes europeos que apoyan la solución del mandatario estadounidense contra el flujo migratorio cuentan con su propia ONG en Europa: Republicans Overseas Europe. Su portavoz admitió en declaraciones a RT que participar en los proyectos de Trump sale poco ventajoso para las empresas europeas.

Dijo que conoce varios casos en que clientes de algunas empresas europeas les amenazaban con rechazar sus servicios a causa de su apoyo a Trump. "Es una táctica típica de la izquierda, esencialmente totalitaria, que contradice a los principios del libre mercado: una táctica de sabotaje que se remonta a los tiempos del ludismo (un histórico movimiento de artesanos británicos por la destrucción de máquinas)", ha aseverado el vocero.

RT

Compartir

0 comentarios: