jueves, 18 de mayo de 2017

China arremete contra EEUU por sus nuevas sanciones antiraníes

China arremete contra EEUU por sus nuevas sanciones antiraníes

China ha denunciado las sanciones ‘unilaterales’ impuestas por EE.UU. contra varias entidades chinas, acusadas de colaborar con el programa de misiles de Irán.

“China se opone al uso ciego de sanciones unilaterales, particularmente cuando dañan los intereses de terceros países”, ha dicho este jueves la portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, en una rueda de prensa.

Los nuevos embargos comunicados el miércoles por el Departamento de Tesoro de EE.UU. se dirigen a un ciudadano chino, y a tres compañías basadas en el gigante asiático, por proveer supuestamente aparatos y piezas necesarias para el desarrollo del programa de misiles iraní.

La diplomática china ha urgido a EE.UU. a resolver el tema mediante el diálogo, advirtiendo que las medidas punitivas en este asunto solo servirán para “socavar la confianza mutua”.

“Nosotros cumplimos con los compromisos internacionales. Esperamos que la parte estadounidense pueda, en base al principio de respeto mutuo, resolver los temas relacionados con la no proliferación (armamentística) a través del diálogo y la comunicación”, ha concluido.

La nueva lista de sanciones de EE.UU. incluye además, a dos funcionarios de defensa iraníes. La República Islámica condenó enérgicamente las nuevas restricciones por su programa misilístico, y adoptó acciones recíprocas contra 9 individuos y entidades estadounidenses, por su papel directo en “la promoción del terrorismo en Oriente Medio, colaborar con Israel y sus crímenes en Palestina, y actuar contra la seguridad nacional del país persa”, según comunicó la Cancillería iraní.

China se opone al uso ciego de sanciones unilaterales, particularmente cuando dañan los intereses de terceros países”, ha dicho la portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, en una rueda de prensa.

El programa de misiles de Irán —en palabras del portavoz de Exteriores de Irán, Bahram Qasemi— no contraviene las leyes internacionales ni la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), por tanto, la República Islámica nunca renunciará a su “absoluto derecho” a reforzar su defensa.

La resolución 2231 del CSNU, que ratificó el histórico pacto nuclear sellado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), no prohíbe a Irán el test de misiles balísticos, pero sí contiene un llamamiento a Teherán para que evite lanzamiento de cohetes capaces de ‘llevar una carga nuclear’.

La República Islámica, a su vez, asegura que sus misiles son convencionales y que nunca han sido diseñados para portar ojivas nucleares.

hispantv

Compartir

0 comentarios: