lunes, 1 de mayo de 2017

¿Feliz Día del Trabajo? La precariedad laboral azota a los trabajadores mexicanos

¿Feliz Día del Trabajo? La precariedad laboral azota a los trabajadores mexicanos

Para los trabajadores de México no hay nada que festejar este 1 de mayo.

Manifestantes portan una bandera anarquista durante el Día del Trabajo en la Ciudad de México en

En México cae como un balde de agua fría la frase "Feliz Día del Trabajo". Y aunque este día no hay actividades laborales, la verdad es que no hay nada que festejar.

De hecho, la conmemoración mundial de los derechos de los trabajadores del 1 de mayo no es una "celebración", sino el recuerdo de una jornada de huelgas y reivindicaciones obreras en EE.UU., lideradas por los obreros de Chicago en 1886, en las que murieron diversos trabajadores y fueron condenados intelectuales y periodistas.
Más de un siglo de represión

México también vivió en aquella época historias de violencia y precariedad contra sus trabajadores. Por ejemplo, en 1906 obreros en diversos sectores laborales del país organizan un paro. Los trabajadores del sector metalúrgico de Cananea, en el Estado de Sonora, emprendieron una huelga en la que rangers de EE.UU. intervinieron para sofocar el movimiento.

En una fábrica de textiles de Río Blanco, Veracruz, los obreros también se movilizaron y los empresarios solicitaron la intervención del entonces presidente vitalicio de México, Porfirio Díaz, que ordenó la reapertura de fábricas el 7 de enero de 1907. En respuesta, ese mismo día los obreros se amotinaron, siendo reprimidos. No hay cifras exactas de los muertos a manos de las fuerzas federales, pero pudieron ser entre 400 y 800.

Tras décadas de gobierno del Partido Revolucionario Institucional, que aglutina a los trabajadores en grandes centrales como la Confederación de Trabajadores de México (CTM), las condiciones laborales en México siguieron generando huelgas y movilizaciones, particularmente a partir de la década de los cincuenta. Sin embargo, según analistas, en los dos últimos gobiernos las condiciones laborales han empeorado mucho.


Trabajo precario un siglo después


En una columna publicada en 'Forbes' en 2014 se leía que los pocos beneficios que en México equilibraban la desigualdad entre trabajadores y patrones se habían perdido. En otra columna de la misma publicación se precisa que, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en México cada persona trabaja un promedio de 2.250 hora al año, cuando el promedio de la organización es de 1.748. Además, México es el país que menos vacaciones tiene al año en la OCDE.

A la desaparición de la paraestatal Luz y Fuerza del Centro le siguió el despido de miles de trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas en 2009. Luego surgió la Reforma Laboral, promulgada por el Gobierno del conservador Felipe Calderón, además de la Reforma Energética y la Reforma Educativa del actual presidente Enrique Peña Nieto; todas ellas cuestionadas por diversos sindicatos y organizaciones sociales.


Manifestantes con la máscara de Guy Fawkes en la marcha por el Día del Trabajo en la Ciudad de México.Edgard GarridoReuters

"Las reformas trajeron el aumento del trabajo precario, porque favorecen la tercerización", comenta a RT Walter Ángel, ingeniero y miembro del Sistema Integral de Análisis Estratégico de la Energía en México, que detalla que la tercerización del trabajo afecta desde a los empleados de limpieza hasta los trabajadores especializados en áreas de energía.

"La subcontratación hace que la patronal y los dueños de las empresas no tengan una relación directa con los trabajadores, sino con otra empresa que se encarga de las relaciones laborales y muchas veces estas empresas no mantienen una relación de manera justa", explica.

En México hay 926 inspectores del trabajo encargados de vigilar las condiciones laborales en el país, donde sólo el 9,8% de trabajadores en el país tienen un sindicato: "Eso favorece la precariedad laboral y ha propiciado que en 2016 hubiera 500.000 accidentes de trabajo", detalla el ingeniero.


Matias RecartAFP

La lucha obrera


Siete protestas tomarán las ciudades mexicanas en este Día del Trabajo exigiendo seguridad laboral, bajo la vigilancia de 3.000 policías. Detalla 'El Universal' que sindicatos oficialistas como la CTM harán un exhorto al presidente Enrique Peña Nieto para que garantice más seguridad en Guerrero, Veracruz y Tamaulipas, Estados donde la criminalidad, entre asesinatos y cobro de derecho de piso, ha mermado también en los derechos laborales.

Sindicatos famosos en el país como el Sindicato Mexicano de Electricistas y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación también marcharán.

Sin embargo, Ángel opina que el movimiento obrero en México "está de rodillas" por su dependencia del Gobierno mexicano: "¿El mayor reto? Lograr la independencia en un nivel de precariedad tan alto".

RT

0 comentarios: