lunes, 15 de mayo de 2017

Milagro Sala denuncia tortura y amenazas de muerte

Milagro Sala denuncia tortura y amenazas de muerte

La dirigente indígena y líder de Túpac Amaru, Milagro Sala, denunció haber sufrido torturas en el penal de Jujuy (Argentina) por parte del personal carcelario.

Sala aseguró haber recibido patadas, pellizcos, golpes y fracturas que fueron propiciadas por las autoridades de la unidad penitenciaria tanto a ella como a otras reclusas del recinto, quienes incluso llegaron a vomitar sangre.

El periodista y titular del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) Horacio Verbitsky, que realizó la denuncia, detalló que “solo la Corte Suprema puede cortar la escalada salvaje contra una líder social que según el grupo de trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria (GTDA) está privada en forma arbitraria de su libertad”.

Según un diario argentino, que se hizo eco de la denuncia, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, la presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Clara de Langhe de Falcone, y su aliado sindical Carlos Santillán, descalifican al GTDA que llegó al país para visitar a la líder de Túpac Amaru.

El pasado jueves, el GTDA se entrevistó con Sala, quien les manifestó ser víctima de “torturas” y “hostigamiento”, sobre todo, por parte de la subdirectora del penal, Patricia Balcarce, quien le pega patadas en las piernas cada vez que puede”, y hace lo mismo con otras reclusas.

Cuando ingresé al despacho de ella, me dijo que tenía que hablar por mí sola, que yo vine sola y me iba a ir sola. Yo le dije que quería cumplir con el mandato de mis compañeras. Ella golpeó el escritorio, se paró, me metió una cachetada, me agarró la ropa del cuello y me dijo que más vale que no salga ni diga nada de lo que había pasado ahí”, relata la dirigente de Túpac Amaru, Milagro Sala.

La dirigente contó que no es la primera vez que sucede una situación similar. Aseguró que sus compañeras de los pabellones 1,3 y 4 le habían pedido que hablara con Balcarce “para que se terminen los maltratos”.

“Cuando ingresé al despacho de ella, me dijo que tenía que hablar por mí sola, que yo vine sola y me iba a ir sola. Yo le dije que quería cumplir con el mandato de mis compañeras. Ella golpeó el escritorio, se paró, me metió una cachetada, me agarró la ropa del cuello y me dijo que más vale que no salga ni diga nada de lo que había pasado ahí”, relató Sala.

La oficial Balcarce decía que hablaba todos los días con el ministro de Gobierno, Ekel Meyer y que todo lo que ella hacía era por orden de él, “que ella tenía que pasar informe de todo lo que yo hacía durante el día”, continuó Sala.

Sala está presa desde enero de 2016, cuando la Justicia de Jujuy ordenó detenerla por presunta instigación, tumulto y sedición, entre otros cargos. Aunque días después, un juez provincial ordenó su excarcelación, Sala permanece detenida preventivamente por una causa en la que se le imputaron delitos de defraudación a la administración pública, extorsión y asociación ilícita.

hispantv

Compartir

0 comentarios: