viernes, 12 de mayo de 2017

¿Reduce la vitamina D el riesgo de padecer asma?

¿Reduce la vitamina D el riesgo de padecer asma?

La suplementación con vitamina D es poco probable que reduzca el riesgo de asma en niños o adultos, dermatitis atópica o alergias, según un estudio científico.

Las conclusiones de un nuevo estudio publicado en PLOS Medicine por Brent Richards, de la canadiense Universidad McGill, y el Instituto Lady Davis, también en Canadá, reflejan que los complementos de vitamina D reducen el riesgo de asma y alergias en los menores o adultos.

Algunos estudios epidemiológicos previos habían asociado los niveles bajos de vitamina D a un aumento de las tasas de asma, dermatitis atópica —una inflamación de la piel con picazón— y niveles elevados de IgE, una molécula inmune ligada a la enfermedad atópica (alergias).

En el nuevo trabajo, los científicos analizaron los datos genéticos y de salud de más de 100.000 individuos de grandes estudios previos para determinar si las alteraciones genéticas vinculadas con los niveles de vitamina D predisponen al asma, la dermatitis o los altos niveles de IgE.

Los investigadores no encontraron diferencias estadísticamente significativas entre las tasas de asma (incluyendo asma infantil), dermatitis atópica o niveles de IgE en personas con o sin ninguno de los cuatro cambios genéticos asociados con los niveles más bajos de 25-hidroxivitamina D.

Sin embargo, los resultados no excluyen una relación entre los resultados y los niveles de 1,25-dihidroxivitamina D, la forma activa de la vitamina, y hará falta más trabajo para determinar si los resultados son válidos en las poblaciones no europeas y en personas con deficiencia de vitamina D.

“Nuestros resultados sugieren que las asociaciones anteriores entre la baja vitamina D y la enfermedad atópica podrían deberse a vinculaciones espurias con otros factores”, señala el autor principal, Despoina Manousaki, un estudiante de doctorado en el Instituto Lady Davis.

Nuestros resultados sugieren que las asociaciones anteriores entre la baja vitamina D y la enfermedad atópica podrían deberse a vinculaciones espurias con otros factores”, señala el autor principal, Despoina Manousaki, un estudiante de doctorado en el Instituto Lady Davis de Canada.

“Los esfuerzos para aumentar los niveles de vitamina D probablemente no resultarán en un menor riesgo de asma en adultos y niños, dermatitis atópica o niveles elevados de IgE”, agrega.

Estos hallazgos contrastan con un estudio reciente del mismo grupo que utilizó métodos similares para proporcionar evidencia que apoya un papel causal de la vitamina D en el riesgo de esclerosis múltiple, un trastorno neurológico común.

“Nuestros resultados previos sugieren que los niveles bajos de vitamina D aumentan el riesgo de algunas enfermedades inflamatorias como la esclerosis múltiple, pero estos efectos no se traducen en otras patologías inflamatorias como el asma y la dermatitis atópica”, aclara Richards.

El riesgo de esclerosis múltiple es elevado en algunos grupos de población, incluidos los blancos de ascendencia europea y las mujeres, y estos resultados sugieren que las personas en riesgo de esclerosis múltiple deben asegurarse de que tienen niveles adecuados de vitamina D, pero no se debe esperar que estos esfuerzos para aumentar la vitamina D protejan contra el asma.

hispantv

Compartir

0 comentarios: