martes, 6 de junio de 2017

¿De qué hablaron en el pleno "extraordinario" del club Bilderberg?

¿De qué hablaron en el pleno "extraordinario" del club Bilderberg?

El club Bilderberg celebró su reunión anual en un hotel de lujo a pocos kilómetros de la Casa Blanca.

Entre el 1 y el 4 de junio, el club Bilderberg celebró su 65.ª reunión anual en la localidad estadounidense de Chantilly, en el estado de Virginia (EE.UU.). Sus integrantes celebraron el encuentro en el hotel de lujo Westfields Marriott, ubicado a pocos kilómetros de la Casa Blanca.

El selecto club se había reunido en este lugar en tres ocasiones anteriores: en 2002, 2008 y 2012, destaca el economista ruso Valentín Katasónov en su artículo en el portal de la Fundación de Cultura Estratégica. Este apunta que, normalmente, el club suele cambiar la sede de sus encuentros, por lo que celebrar "cuatro reuniones en un solo lugar es un récord absoluto".

Cuatro reuniones en un solo lugar es un récord absoluto

Entre las cuestiones que se debatieron en esta conferencia figuraban temas como 'Las relaciones transatlánticas', 'La actividad de la OTAN', 'Las guerras de información', 'El papel de Rusia en el orden mundial', 'China' y 'La proliferación de armas nucleares', entre otros. Pero este año, la ponencia central de la reunión fue una titulada 'La Administración Trump: informe de avances'.

Katasónov sugiere que si el club exige este tipo de informe, esto "significa que la Administración tenía una tarea determinada". También cree que se puede afirmar que probablemente no todos están satisfechos con los resultados de las política del republicano, ya que necesitan un informe tan solo cuatro meses y medio después de la investidura de Trump. El experto llama a este encuentro un "pleno extraordinario del club Bilderberg", ya que demuestra que este grupo "no es solo una plataforma de debate de la élite mundial, sino también una reunión cuyos participantes se consideran a sí mismos capacitados para pronunciar veredictos".

Los encargados de presentar este informe fueron el asesor de Trump en seguridad nacional, Herbert McMaster, el secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, y el director del Centro de Iniciativas Estratégicas en la Casa Blanca, Christopher Liddell. Dos exdirectores de la CIA, John Brennan y David Petraeus, así como el senador Lindsey Graham, hicieron de "testigos de este juicio", según el economista ruso.

Un total de 131 personas de 21 países tomaron parte en las reuniones en Chantilly. Por tercer año consecutivo, la cumbre fue presidida por Henri de Castries, expresidente ejecutivo de la empresa francesa AXA Group y actual presidente del Instituto Montaigne, un laboratorio de ideas que promueve el desarrollo de Francia en el mundo. Algunos expertos afirman que jugó un importante papel en la promoción de Emmanuel Macron a la presidencia del país galo.

La lista de invitados de este año contenía el nombre de diversas personalidades de la geopolítica mundial, entre ellas la directora del FMI, Christine Lagarde, el rey de Holanda, y Cui Tiankai, el embajador de China en EE.UU. Representantes de grandes empresas de tecnología, banqueros y jefes de medios de comunicación influyentes también asistieron a la reunión. Además, la cumbre estuvo marcada por una amplia presencia de representantes del mundo financiero y bancario.

RT

0 comentarios:

x

Boletín de Noticias

Actualidad diaria

Alertas económicas

Global

Ciencia y tecnologia

y todo lo que necesitas saber.

La mejor información internacional de LA VERDAD OCULTA, diariamente en tu bandeja de entrada.