domingo, 4 de junio de 2017

EE.UU. preocupado por compra de bonos a petrolera venezolana

EE.UU. preocupado por compra de bonos a petrolera venezolana

Funcionarios del Gobierno de Donald Trump expresaron su preocupación por la compras de bonos a Venezuela, porque dan liquidez al país suramericano.

El Gobierno de Estados Unidos expresó su preocupación por la inversión de empresas estadounidenses en Venezuela, lo que aporta liquidez financiera al país suramericano.

La compra de 2.800 millones de dólares en bonos a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) por parte de Goldman Sachs causó preocupación en funcionarios de alto rango de la Casa Blanca, según Reuters.

"Estamos preocupados por cualquier acción que provea oxígeno al status quo (...) preferiría que no lo hicieran", declaró un funcionado. A su vez, otra autoridad del Gobierno ratificó la opinión al asegurar que las compañías estadounidenses "deberían pensar moralmente lo que están haciendo".

La posición de EE.UU. coincide con la adoptada por la derecha venezolana, que asegura que la adquisición es un "salvavidas a un régimen autoritario" y por lo cual ha enviado más de una docena de cartas a importantes bancos globales, para solicitarles que no realicen transacciones con el Gobierno venezolano, de manera que no pueda recibir financiamiento.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha denunciado en numerosas oportunidades el bloqueo financiero que pretende imponer EE.UU. a Venezuela.

"El presidente de la República, Nicolás Maduro, nos ha instruido a formular una querella ante las instancias judiciales (contra Borges) a partir de sus declaraciones antipátridas, eso no lo podemos permitir", informó el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, al referirse a la arremetida de la oposición contra la compañía de inversiones Goldman Sachs.

Venezuela posee las mayores reservas petroleras del mundo, lo cual no deja de ser llamativo para la inversión bancaria, por ser seguros y de alto rendimiento.

Esta operación otorgará unos 865 millones de dólares a la economía venezolana, aunque la operación no se hizo directamente entre la banca estadounidense y el Banco Central de Venezuela (BCV), sino por una financiera del Caribe, que luego puso a la disposición del mercado a través de un intermediario. Ahí es cuando Goldmans Sachs compró entre 85 y 90 por ciento de ellos.

Este bono no resulta una pérdida para ninguna de las dos partes, debido que no es una deuda para Venezuela porque transa únicamente con el respaldo de una promesa de pago y en el caso de la banca estadounidense es un inversión con el país que posee la mayor reserva de petróleo en el mundo.

telesurtv

0 comentarios: