jueves, 1 de junio de 2017

Fallece en libertad un exsargento condenado por el asesinato de 170.000 personas en Auschwitz

Fallece en libertad un exsargento condenado por el asesinato de 170.000 personas en Auschwitz

Reinhold Hanning falleció el pasado martes a los 95 años de edad mientras esperaba la resolución de un recurso de apelación presentado ante el Tribunal Supremo.

Reinhold Hanning, condenado hace un año por el asesinato de 170.000 personas en el famoso campo de concentración de Auschwitz, ha muerto a los 95 años de edad sin haber pasado ni un solo día de su vida entre rejas.

Según ha confirmado hoy su abogado, Hanning falleció el pasado martes, un año después de que fuera condenado por su participación en el asesinato sistemático de miles de personas durante el régimen nazi. Sin embargo, nunca ingresó en prisión, ya que tenía pendiente de resolución un recurso de apelación presentado ante el Tribunal Supremo.
Un exsargento de las SS en Auschwitz

En junio de 2016, el tribunal de distrito de Deltmond, en Alemania, condenó a Hanning a cinco años de prisión tras la celebración de un juicio de cuatro meses de duración en el que se escucharon duros testimonios de los supervivientes.


Mujeres en su barracón de Auschwitz durante su liberación en 1945 / AFP

Hanning se enroló voluntariamente en las SS cuando cumplió 19 años, y en 1943 fue enviado a Auschwitz donde, según la acusación, se convirtió en cómplice de la muerte de más de 170.000 personas. Según los testigos, el exguardia participó en la vigilancia y selección de los prisioneros cuando llegaban al campo, y llevaba a la cámara de gas a las víctimas.

En este sentido, Thomas Walther, abogado de más de 20 demandantes en el caso Hanning, aseguraba este jueves que estaba decepcionado de que el exguardia hubiera fallecido antes de que la condena fuera vinculante, según informa Reuters. "Si el poder judicial no hubiera mantenido el silencio durante décadas, entonces no habría habido esta decepción", afirmó.
Probablemente, el último juicio contra el horror nazi

Sin embargo, la defensa de Hanning exigió su absolución, argumentando que no existían pruebas o testigos que demostraran que el exsargento de las SS hubiera participado personalmente en el exterminio de las víctimas.

"Nadie en mi familia sabía que yo había trabajado en Auschwitz. Simplemente no podía hablar de eso. Me daba vergüenza", aseguró ante el tribunal. Además, pidió disculpas a las víctimas y aseguró que estaba "avergonzado de haber visto injusticias y no haber hecho nada al respecto".

El juicio de Hanning probablemente sea uno de los últimos que se celebren en relación a los crímenes nazis. Hace dos años, Oskar Gröning, otro anciano de 94 años que trabajó como contable en Auschwitz, fue acusado de haber sido cómplice en el asesinato de 300.000 personas.

RT

0 comentarios:

x

Boletín de Noticias

Actualidad diaria

Alertas económicas

Global

Ciencia y tecnologia

y todo lo que necesitas saber.

La mejor información internacional de LA VERDAD OCULTA, diariamente en tu bandeja de entrada.