miércoles, 14 de junio de 2017

Putin: "Casi nada" cambia con cambio de presidentes en EEUU

Putin: "Casi nada" cambia con cambio de presidentes en EEUU

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, asegura que casi nada cambia en las relaciones entre Moscú y Washington cuando EE.UU. cambia de presidente.

Putin hace esta consideración en una entrevista con el cineasta estadounidense Oliver Stone, en forma de miniserie llamada ‘Las entrevistas de Putin’, que empezó a ser transmitida el martes por la cadena Showtime TV.

El jefe de Estado ruso recuerda en ella que su par estadounidense, Donald Trump, es el cuarto líder norteamericano en ocupar el cargo al mismo tiempo que él, y afirma que con el cambio de presidente en la Casa Blanca no cambia “casi nada” en los vínculos entre la Federación Rusa y Estados Unidos.

Refiriéndose a la presunta interferencia del Kremlin en las elecciones presidenciales del pasado mes de noviembre en EE.UU. a favor de Trump, Stone, ganador de tres Óscar, dice que “el Kremlin tiene a Trump en el bolsillo”, provocando la risa de Putin.

Contrariamente a muchos de nuestros aliados, nosotros no interferimos nunca con los asuntos internos de otros países”, afirma el presidente ruso, Vladimir Putin, en relación con las acusaciones de la intervención de Moscú en las presidenciales de EE.UU.


‘Las entrevistas de Putin’ tiene un total de cuatro capítulos, el último de los cuales será transmitido el viernes. Según la cadena estadounidense y el propio director, de 70 años, el propósito del documental —filmado entre julio de 2015 y febrero de 2017— es revelar al pueblo norteamericano quién es el presidente ruso.

En lo que se ha divulgado hasta el momento, Putin no hace revelaciones y reitera sus posiciones sobre las acusaciones de injerencia en la campaña presidencial estadounidense, añadiendo que “contrariamente a muchos de nuestros aliados, nosotros no interferimos nunca en los asuntos internos de otros países”.

A continuación, denuncia que, particularmente durante los últimos años, el Gobierno de Washington considera a Moscú como un rival, y acusa a EE.UU. de apoyar a los rebeldes del Cáucaso Norte y de incitarlos a actuar contra el Gobierno ruso y el Kremlin.

Además, Putin muestra su insatisfacción por las ambiciones militares estadounidenses, con especial atención al sistema de defensa antimisiles instalado en Europa este, del que asegura que sus capacidades no protegen al día de hoy el suelo estadounidense.

hispantv

Compartir

0 comentarios: