miércoles, 7 de junio de 2017

Theresa May: Romperé normas pro DDHH en la lucha antiterrorista

Theresa May: Romperé normas pro DDHH en la lucha antiterrorista

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró que romperá las normas pro derechos humanos que impiden nueva legislación antiterrorista.

En declaraciones pronunciadas el martes en vísperas de las elecciones generales, May enfatizó que está preparada para romper las normas humanitarias para poder imponer nuevas restricciones contra los sospechosos del terrorismo.

Añadió asimismo, que busca vías para facilitar la deportación de los sospechosos extranjeros del terrorismo y aumentar el control sobre los extremistas británicos, contra los que no existen suficientes evidencias para procesarlos, pero se piensa que ellos representarían una amenaza potencial para la sociedad.

“Me refiero a sentencias más largas de prisión para las personas condenadas por los delitos del terrorismo. Me refiero a facilitar la deportación de los sospechosos extranjeros del terrorismo a sus propios países por parte de las autoridades”, puntualizó May.

En un intento por poner en marcha estas medidas, la premier británica aseguró que su Ejecutivo “cambiará las normas pro derechos humanos” que supongan un obstáculo para ejecutarlas.

Me refiero a sentencias más largas de prisión para las personas condenadas por los delitos del terrorismo. Me refiero a facilitar la deportación de los sospechosos extranjeros del terrorismo a sus propios países por parte de las autoridades”, puntualizó la primera ministra británica, Theresa May.

Las medidas propuestas por la política conservadora británica parecen ser un intento por fortalecer la prevención de actos terroristas que han vuelto a sacudir el país, en concreto, Londres (capital británica).

Las referidas medidas podrían incluir la implementación del toque de queda, las restricciones en contactos con los extremistas conocidos, el control sobre el destino de viaje y la reducción de acceso de dispositivos de comunicación, tal y como relata el diario local The Guardian.

El 22 de mayo, un atentado reivindicado por el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), dejó el menos 19 muertos y 50 heridos en el estadio Manchester Arena.

Días después, el 3 de junio, una camioneta atropelló a peatones en el Puente de Londres. Al menos siete personas —más los 3 atacantes— perdieron la vida y decenas más resultaron heridas. La misma banda takfirí asumió la responsabilidad.

hispantv

Compartir

0 comentarios: