miércoles, 28 de junio de 2017

"Trump no tiene autorización para atacar a Siria"

"Trump no tiene autorización para atacar a Siria"

El senador demócrata Ben Cardin aseguró el martes que el presidente Donald Trump no tiene autorización para usar fuerza militar contra Siria.

“No hay solución militar. No hay autorización para el uso de la fuerza militar contra el régimen de (el presidente sirio, Bashar) Al-Asad. [El Presidente Trump] tiene que trabajar con el Congreso y conseguir ese plan de acción”, señaló Cardin.

Sus comentarios se producen un día después de que la Casa Blanca publicara un informe sin ofrecer pruebas, alegando que el Gobierno de Damasco está preparando un “nuevo” ataque químico, para después amenazar que si esto ocurre, Al-Asad y sus Fuerzas Armadas “pagarán un alto precio”.

La publicación de esta nota sin ser seguida por una explicación ha causado confusión en el círculo político estadounidense, ya que estas élites no tienen ni un mínimo de idea sobre las políticas de Trump respecto a Siria y temen que Washington entre en una guerra en Siria sin tener una estrategia clara.

No hay solución militar. No hay autorización para el uso de la fuerza militar contra el régimen de (el presidente sirio, Bashar) Al-Asad. [El Presidente Trump] tiene que trabajar con el Congreso y conseguir ese plan de acción”, dejó claro el senador demócrata Ben Cardin.

No obstante, Cardin tildó las actividades de Al-Asad como “inaceptables”, y abogó por tener un “plan de acción” para derrocarlo con el apoyo de la comunidad internacional, pues alegó que Al-Asad debe ser juzgado en La Haya por crímenes de guerra contra su propia gente.

Pero Cardin no fue el único demócrata que expresó su preocupación en torno al siguiente paso que busca realizar la Casa Blanca sobre Siria y la creciente participación estadounidense en el conflicto del país árabe. De hecho, cuando se le preguntó si pensaba que ese era el caso, el senador demócrata Tim Kaine declaró: “Absolutamente”.

Los senadores estadounidenses también mostraron su preocupación por falta de una respuesta clara desde la Casa Blanca respecto al ataque con misiles que llevó a cabo el pasado mes de abril contra una base siria en la provincia central de Homs sin que cuente con la autorización del Congreso de Estados Unidos.

EE.UU, atacó a Siria en represalia de un supuesto ataque químico en Jan Sheijun, en la provincia noroccidental de Idlib, del que EE.UU. y sus aliados responsabilizan a Damasco sin presentar prueba alguna. Damasco rechaza la acusación, diciendo que todos sus arsenales químicos fueron destruidos en 2016 bajo la supervisión de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

hispantv

0 comentarios: