lunes, 24 de julio de 2017

ONU pide solución a la crisis en Jerusalén antes del viernes

ONU pide solución a la crisis en Jerusalén antes del viernes

El enviado de la ONU para Oriente Medio insistió que la crisis puede tener consecuencias globales y costes “catastróficos”, con el riesgo de convertir el problema palestino-israelí en un conflicto religioso.

La crisis de la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, a raíz de las nuevas medidas de seguridad impuestas por Israel, debe ser resuelta antes del viernes, día del rezo musulmán, para que no se incremente la ola de violencia y desate un conflicto religioso con consecuencias globales, advirtió este lunes el enviado de la Organización para las Naciones Unidas (ONU) para Oriente Medio, Nickolay Maldenov.

"Es extremadamente importante que se encuentre una solución a la actual crisis antes del viernes de esta semana. Llegar a un nuevo día del rezo musulmán en la actual situación podría disparar los peligros sobre el terreno", aseguró el diplomático, tras una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de la ONU.

Maldenov hizo un llamado a la calma y a la moderación de todas las partes, y pidió a la comunidad internacional que haga lo mismo, condenando todo tipo de violencia, tanto las muertes de palestinos a manos de las fuerzas de seguridad israelíes como los ataques terroristas contra judíos y el asesinato de tres israelíes por un palestino en una colonia.

Asimismo, insistió que la crisis puede tener consecuencias globales y costes “catastróficos”, con el riesgo de convertir el problema palestino-israelí en un conflicto religioso.

“Nadie debe equivocarse y pensar que estos incidentes son locales. Puede que ocurran en apenas un par de cientos de metros cuadrados, pero afectan a millones, o incluso miles de millones, de personas en todo el mundo”, dijo.

Por su lado, el portavoz oficial del Gobierno palestino, Yusuf Mahmoud, pidió la intervención "internacional, árabe o islámica" con el fin de detener las medidas arbitrarias impuestas por Israel contra el pueblo palestino.

La crisis también fue tratada por teléfono por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el rey Abdalá II de Jordania.

Las autoridades israelíes informaron que retirarán los detectores de metales de la entrada de la mezquita Al-Aqsa y el Domo de la Roca. En cambio, instalarán cámaras inteligentes.

telesurtv

0 comentarios: