miércoles, 5 de julio de 2017

¿Un intento de encubrir fallos? El Pentágono clasifica los registros de seguridad de armas nucleares

¿Un intento de encubrir fallos? El Pentágono clasifica los registros de seguridad de armas nucleares

Las autoridades estadounidenses intentan encubrir los eventuales fallos en el manejo de material atómico mediante un creciente secretismo, recoge la agencia AP. A juicio de los expertos consultados por esta, la situación "huele mal".

El Pentágono está clasificando los registros de seguridad de sus armas nucleares, los cuales solían ser accesibles a los ciudadanos en el pasado. Un artículo de la agencia AP explica que los intentos de encubrir los eventuales fallos pueden estar detrás de este secretismo.

El cambio en la forma de proceder –que contrasta con los años 2013-2014– va más allá de las prácticas habituales sobre la no difusión de información detallada sobre las inspecciones de las instalaciones de las Fuerzas Armadas donde se almacenan las ojivas nucleares. El Pentágono precisó las restricciones por medio de una nota interna, la cual tuvo también una circulación "limitada" y no fue divulgada. AP solicitó una copia, pero la petición fue rechazada.

"Nos sentimos cómodos con esta discreción", comentó el portavoz de la Junta de Jefes de Estado Mayor, el capitán de navío Gregory Hicks, en declaraciones a la misma agencia. "Mientras existan armas nucleares, EE.UU. mantendrá las reservas nucleares seguras y eficaces".

Sin embargo, algunos expertos no creen que esta razón sea suficiente para mantener todo lo relacionado con la materia nuclear en secreto. Así, el analista de la Federación de Científicos Estadounidenses (FAS por sus siglas en inglés) Steven Aftergood aseguró que la situación "huele mal" y que las autoridades "actúan como si tuvieran algo que encubrir", mientras para la seguridad nacional no hay ningún secreto.

"Creo que la nueva política es incapaz de distinguir entre la protección de secretos válidos y la ostentación de su incompetencia", aseveró Aftergood. A su juicio, queda claro que los secretos de la tecnología de armas nucleares deben estar protegidos, pero "la negligencia y la mala praxis en el manejo de armas nucleares no deberían ser exoneradas de la responsabilidad pública".

La propia AP reportó sobre las deficiencias en la administración nuclear en dos ocasiones, en 2013 y 2014, cuando esta información todavía estaba abierta al público. En aquel entonces aparecían problemas como los fallos en los sistemas de seguridad, el liderazgo, el entrenamiento y la baja moral de las tropas.

Aquellas publicaciones no dejaron a los altos ejecutivos de EE.UU. indiferentes ante las irregularidades. En 2014, el entonces secretario de Defensa Chuck Hagel inició una investigación interna siguiendo los pasos de otra mediática. Sin embargo, los resultados siguieron estando clasificados, algo que se descubrió a mediados de este mes de junio y reanudó el interés de AP por el tema.

RT

0 comentarios:

x

Boletín de Noticias

Actualidad diaria

Alertas económicas

Global

Ciencia y tecnologia

y todo lo que necesitas saber.

La mejor información internacional de LA VERDAD OCULTA, diariamente en tu bandeja de entrada.