viernes, 11 de agosto de 2017

Pekín denuncia ‘provocación’ de EEUU en el mar del Sur de China

Pekín denuncia ‘provocación’ de EEUU en el mar del Sur de China

Pekin arremete contra EE.UU. por el despliegue de otro buque de guerra en las inmediaciones de las islas en disputa en el mar de la China Meridional.

El jueves, el destructor USS John S. McCain de la Marina de EE.UU. llegó a unos 22 kilómetros del arrecife Mischief (Meiji, en chino) bajo el argumento de un “ejercicio de libertad de navegación”. El Gobierno chino ha considerado la medida como un acto contra su seguridad nacional.

“Las acciones del destructor estadounidense han violado las leyes chinas e internacionales, además de haber dañado gravemente la soberanía y la seguridad de China”, expresó el jueves el portavoz de la Cancillería del gigante asiático, Geng Shuang.

Insistiendo en la “soberanía indiscutible” de Pekín sobre las islas en disputa “Spratley y sus aguas circundantes” expresó el descontento del Gobierno chino por lo ocurrido y señalo que Pekín abordará el tema con la parte estadounidense.

Asimismo, exhortó a Washington que respete “los esfuerzos conjuntos de los países de la región para garantizar la paz y la estabilidad en el mar de la China Meridional”. La provocación de EE.UU., reconoció el vocero, animó a China a mejorar aún más su capacidad defensiva.

Las acciones del destructor estadounidense han violado las leyes chinas e internacionales, además de haber dañado gravemente la soberanía y la seguridad de China”, expresó Geng Shuang, portavoz de la Cancillería del gigante asiático.

El diplomático corroboró que el Ejército chino envió inmediatamente buques de guerra a la zona para identificar el destructor estadounidense y enviarle una advertencia.

Tras la mencionada operación, el Ministerio de Defensa chino llamó en un comunicado a Washington a corregir sus erroresy cesar las provocaciones bajo pretexto de la libertad de navegación.

China reclama la soberanía de 90 % de las islas en disputa Spratly (llamadas Nansha por China) y ha denunciado en muchas ocasiones que la Casa Blanca trata de convertir la región en un arsenal militar con el fin de impulsar sus intereses unilaterales.

EE.UU., a su vez, critica la construcción de islas artificiales en el mar de la China Meridional por Pekín y asegura que pueden ser utilizadas para restringir la libertad de navegación, mientras China reitera que la construcción no afecta al tránsito marítimo.

El secretario norteamericano de Defensa, James Mattis, aseguró en junio que EE.UU. y China “están abocados a competir”.

hispantv

0 comentarios: