miércoles, 30 de agosto de 2017

Rusia y China piden a EEUU detener despliegue del THAAD en Seúl

Rusia y China piden a EEUU detener despliegue del THAAD en Seúl

En reacción a nueva prueba de misil por Pyongyang, China y Rusia instan a EE.UU. a que paralice sus sistemas antiaéreos en Corea del Sur para reducir la tensión.

En una sesión de emergencia celebrada el martes en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), con sede en Nueva York, por el lanzamiento de prueba de un misil balístico por Corea del Norte que sobrevoló la misma jornada el espacio aéreo de Japón, los embajadores de China y Rusia además abogaron por solucionar la tensión en la península coreana sin recurrir a las vías militares.

“China se opone a cualquier caos o guerra en la península. Reforzar el despliegue militar en la península no coadyuvará en alcanzar la meta de la desnuclearización o la estabilidad regional. El despliegue de sistemas THAAD en Asia noroccidental pondrá profundamente en peligro el balance regional-estratégico (y) socavará los intereses estratégicos de seguridad de los países regionales, incluida China”, indicó el representante permanente de China ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Liu Jieyi.

Añadió que el despliegue de estos sistemas de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD), además de escalar la tensión en la península, hace “más complicada e intratable” la cuestión. Por esta razón, destacó Liu, China pide a las partes involucradas en la tensión que frenen inmediatamente el proceso del despliegue de THAAD en la vecindad de Pyongyang.

Por su parte, el embajador de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, instó también a Estados Unidos a no incrementar su presencia militar en la zona y suspender el despliegue de su escudo antimisil en Corea del Sur, y a la vez pidió a Pyongyang que ponga fin a sus ensayos misilísticos.

Reforzar el despliegue militar en la península no coadyuvará en alcanzar la meta de la desnuclearización o la estabilidad regional. El despliegue de sistemas THAAD en Asia noroccidental (…) socavará los intereses estratégicos de seguridad de los países regionales, incluida China”, indicó el representante permanente de China ante las Naciones Unidas, Liu Jieyi.

“Para normalizar la situación en la península coreana se requiere que Corea del Norte cese sus ensayos balísticos, pero al mismo tiempo que se renuncie al aumento de la infraestructura militar en la zona, incluido el despliegue del sistema THAAD, y se reduzca la escala de las maniobras”, recalcó Nebenzia.

El representante ruso además expresó la oposición del Kremlin a las sanciones unilaterales impuestas contra Corea del Norte, por encima de las que aprueba el CSNU, como una solución a la tensión.

Nebenzia, asimismo, pidió a Pyongyang que se adhiera al Tratado de No Proliferación (TNP) y que permita inspecciones de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) a sus instalaciones nucleares, en un intento por despojar dudas respecto a los fines de sus programas.

En la cita del martes, el CSNU condenó el lanzamiento “intolerable” de misil por Pyongyang y pidió al Gobierno de Kim Jong-un que ponga fin a todos sus programas nucleares y misilísticos. De igual manera, este ente internacional expresó su compromiso a una solución pacífica, diplomática y política a la tensión coreana. La declaración final resultó casi contrario a lo que había pedido Washington.

Estados Unidos y su aliado, Corea del Sur, por una parte, y Corea del Norte por otra, siguen realizando actos provocadores, echando la culpa uno al otro. Pyongyang defiende su ‘derecho a la autodefensa’ ante las "intenciones hostiles" de EE.UU. en su contra, mientras que Washington acelera sus intentos para convertir la península en una gran base militar, so pretexto de contrarrestar supuesta amenaza desde el norte.

hispantv

0 comentarios:

x

Boletín de Noticias

Actualidad diaria

Alertas económicas

Global

Ciencia y tecnologia

y todo lo que necesitas saber.

La mejor información internacional de LA VERDAD OCULTA, diariamente en tu bandeja de entrada.