domingo, 6 de agosto de 2017

Venezuela comunica sobre un "ataque terrorista" en una base militar

Venezuela comunica sobre un "ataque terrorista" en una base militar

El acto ocurrido en el Fuerte Paramacay fue controlado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Siete personas han sido capturadas.

Terroristas han atacado el Fuerte Paramacay en la ciudad venezolana de Valencia, según ha comunicado el constituyentista Diosdado Cabello a través de Twitter. De acuerdo con el dirigente socialista, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha realizado varias detenciones y ha controlado la situación.

El ataque a la Brigada Blindada 41°, a 166 kilómetros de Caracas, fue cometido por una veintena de personas encabezadas por un militar disidente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). El Comandante Estratégico Operacional de la FANB, Remigio Ceballos, detalló por medio de Twitter que siete "delictivos paramilitares" han sido capturados.

Reportes indican que se escucharon varias detonaciones en ese destacamento militar del norte del país.

Desde la base militar en Valencia —la ciudad más poblada del estado Carabobo y considerada como la capital industrial de Venezuela— los paramilitares se declararon en "legítima rebeldía" contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

"Aclaramos que esto no es un golpe de Estado. Esta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional", aseveró Juan Caguaripano, el excapitán de la GNB que lideró la acción rebelde. Por su parte, Jesús Suárez Chourio, comandante del Ejército, confirma desde Fuerte Paramacay que el ataque terrorista fue neutralizado con éxito.


"Conexión con Gobiernos extranjeros"


El ministro de la Defensa, Vladímir Padrino López, ha asegurado que Caguaripano había sido expulsado de la FANB hace tres años "por traición a la patria y rebelión". El ministro precisó que la rebelión organizada por ese "desertor" fue perpetrada por "civiles que vestían prendas militares".

"Los sujetos capturados han confesado haber sido contratados [...] por activistas de la extrema derecha venezolana en conexión con Gobiernos extranjeros", indicó el general a través de un comunicado.

"El ataque terrorista de hoy no es más que un 'show' propagandístico, una entelequia, un paso desesperado que forma parte de los planes desestabilizadores [...] para intentar evitar que se consolide el renacimiento de nuestra República", agregó Padrino.


El Gobierno venezolano había denunciado otro atentado terrorista a finales de junio contra la sede del Ministerio de Interior y Justicia y el Tribunal Supremo. Desde un helicóptero secuestrado se lanzaron cuatro granadas a la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela y se dispararon unos 15 proyectiles contra el Ministerio de Interior.

"Para el Gobierno bolivariano se trata de ataques de carácter terrorista, enmarcados en la ofensiva insurreccional adelantada por factores extremistas de la derecha venezolana, con apoyo de Gobiernos y poderes extranjeros", aseveró entonces Ernesto Villegas, ministro de Comunicación e Información de Venezuela.

RT

0 comentarios: