domingo, 17 de septiembre de 2017

EEUU sopesa cerrar su embajada en Cuba por "ataques acústicos"

EEUU sopesa cerrar su embajada en Cuba por "ataques acústicos"
El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, en Londres, 14 de septiembre de 2017.

EE.UU. evalúa cerrar su sede diplomática en La Habana a raíz de los inexplicables incidentes que dañaron la salud de varios funcionarios norteamericanos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, ha informado este domingo que el Gobierno está evaluando cerrar su embajada en La Habana (capital cubana), luego de misteriosos ataques acústicos que han afectado la salud de al menos 21 ciudadanos norteamericanos en esa ciudad.

En declaraciones al programa ‘Face the Nation’ de la cadena CBS, el secretario de Estado ha dicho que un posible cierre de la embajada está “bajo revisión”.

“Lo tenemos bajo evaluación. Es un asunto muy serio respecto al daño que han sufrido ciertos individuos. Hemos traído a casa a algunas de esas personas. Está bajo revisión”, ha afirmado Tillerson.

La semana pasada, cinco senadores republicanos, mediante una carta, urgieron al Gobierno a declarar no gratos a diplomáticos cubanos en Estados unidos y cerrar la embajada en La Habana como respuesta a las lesiones sufridas por sus homólogos estadounidenses.

Lo tenemos bajo evaluación. Es un asunto muy serio respecto al daño que han sufrido ciertos individuos. Hemos traído a casa a algunas de esas personas. Está bajo revisión”, ha dicho el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson.

“El incumplimiento por parte de Cuba de su deber de proteger a nuestros diplomáticos y sus familias no puede quedar sin respuesta”, advierte la misiva firmada por el presidente de ese órgano, Richard Burr, y los legisladores también republicanos Marco Rubio, Tom Cotton, John Cornyn y James Lankford.

La embajada estadounidense en Cuba intenta determinar “quién o qué es responsable” de que algunos de sus funcionarios sufran pérdida de audición, náuseas, dolores de cabeza, desórdenes del equilibrio, lesiones cerebrales leves o daños al sistema nervioso central desde finales del año pasado.

A su vez, el presidente de Cuba, Raúl Castro, negó personalmente cualquier responsabilidad de su Gobierno, y se mostró turbado por el asunto. Los cubanos incluso se ofrecieron a permitir el ingreso del Buró Federal de Investigación (FBI, en inglés) a La Habana para que investigara.

El Ministerio de Exteriores de Cuba asegura que jamás ha permitido que la isla sea utilizada para acciones contra diplomáticos y se muestra dispuesto a cooperar para esclarecer estos “incidentes”.

hispantv

0 comentarios: