viernes, 15 de septiembre de 2017

El Senado argentino aprobó el ingreso de tropas estadounidenses

El Senado argentino aprobó el ingreso de tropas estadounidenses
Aeronave P-3 C Orion Murad Sezer / Reuters

La Cámara de Diputados deberá sumar su visto bueno a la participación de tropas de EE.UU. en ejercicios militares conjuntos, que se realizarán en la misma provincia donde fue desaparecido el joven Santiago Maldonado. El presidente Macri avala el proyecto.

El pasado jueves 7 de septiembre, el Senado argentino dio su visto bueno para el ingreso de tropas estadounidenses al país, en el marco de la operación 'Cormorán' (nombre de un ave acuática), que se desarrollará entre los meses de octubre y noviembre de este año en bases aeronavales de las ciudades de Trelew -provincia de Chubut, al sur del país- y Bahía Blanca -provincia de Buenos Aires-, como también en zonas marítimas. La información tuvo poca difusión mediática en la nación sudamericana.

La moción presentada a la Cámara alta obtuvo 47 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones, informa Arg Noticias. Con ello el proyecto tiene hasta ahora sólo la mitad de la aprobación, pues el próximo paso para que se convierta en ley será lograr la aceptación de la Cámara de Diputados.

La propuesta lleva las firmas del Presidente Mauricio Macri; el jefe del Gabinete de Ministros, Marcos Peña; el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Marcelo Faurie; y el ministro de Defensa, Oscar Aguad. Según comunica el propio Parlamento, el arribo de tropas norteamericanas a esa parte del Cono Sur se producirá en el marco del Programa de Ejercitaciones Militares Combinadas, que incluye a otras naciones latinoamericanas como Brasil, Chile y Uruguay. Estos países también participarán en pruebas conjuntas con Argentina entre el primero de septiembre de este año y el 31 de agosto del 2018.


El debate parlamentario se produjo a raíz de que un proyecto de ley anterior, donde se proponía regular las capacidades argentinas en todo el programa de participación internacional, no incluía a los Estados Unidos. El motivo de esa auencia, según argumentaron los autores del escrito, fue que aún no había fechas acordadas para su actividad en la zona.

El texto legislativo puntualiza que los ejercicios contarán con "una aeronave P-3 B Orion y un máximo de 16 tripulantes" por el lado argentino, mientras que los visitantes dispondrían de "dos aeronaves P-3 C Orion con un máximo de 30 tripulantes". Además, especifica que "las ejercitaciones se llevarán a cabo en aguas de la zona económica exclusiva de la República Argentina". Esa zona, también llamada mar patrimonial, se interna en el océano 370 kilómetros después del límite del mar territorial.

Se calcula que la Armada argentina gastará 90.000 pesos (5.300 dólares) en el operativo, lo que presupone que será de envergadura menor. De todas formas, la información oficial es de carácter preliminar; el proyecto puede recibir modificaciones y todavía no fue aprobado de forma definitiva por el Congreso.

El sur argentino, en la mira


La reciente aprobación en una de las cámaras legislativas despertó algunas consideraciones negativas. El dirigente de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma de la provincia de Río Negro, Rodolfo Aguiar, sostuvo que las fuerzas de EE.UU. "llegarán para custodiar los intereses de los Lewis y los Benetton", que poseen grandes extensiones territoriales privadas en el país. Este gremio intentará que los legisladores de su distrito no voten a favor de la iniciativa.

Por otro lado, algunos medios zonales del sur argentino destacan la vinculación de la desaparición del joven artesano Santiago Maldonado y estos ensayos, aunque resaltan que se planificaron con anterioridad al trágico suceso. La última vez que se vio con vida al argentino estaba en una comunidad mapuche de la provincia de Chubut, donde el 1 de agosto hubo un violento operativo de la Gendarmería local, y desde entonces no se ha podido establecer su paradero.

De tal forma, Estados Unidos participaría de acciones militares en esa misma provincia. La información, sin embargo, casi no tuvo trascendencia en los principales medios del país sudamericano.

Aunque quienes presentaron el proyecto explicitaron por escrito que la idea se originó en una carta enviada en enero de este año por el Agregado Naval de EE.UU., donde ofrecía llevar los aviones "con la finalidad de intercambiar experiencias", lo cierto es que el documento ingresó al Parlamento recién el 28 de agosto de este año. Es decir, casi un mes después de la desaparición de Maldonado. Resta por saber si el Ejecutivo brindará más información sobre estos ensayos militares.

RT

0 comentarios: