viernes, 1 de septiembre de 2017

Industria militar española genera 10.700 millones de euros al año

Industria militar española genera 10.700 millones de euros al año

La ley española ampara el secretismo en la exportación y venta de armas, en un sector que factura más de 10.000 millones de euros al año.

Altos mandos militares, políticos que cruzaron la puerta giratoria o familias que se han lucrado con las fábricas de armas durante décadas se unen a las multinacionales para explotar un sector que factura más de 10.000 millones de euros al año, explicó ayer jueves Público.

El diario digital local explica cómo funciona el sistema en el que operan los fabricantes de armas, diseñado para ocultarlos. Es por ello que la principal característica de la industria militar española es… que no existe.

No producen misiles, ametralladoras ni explosivos, sino "material de defensa", añade. No existen para el Parlamento, que solo puede supervisar su actividad cuando sus productos ya han sido fabricados y vendidos. "Productos que ni siquiera existen cuando llegan al país de destino, puesto que el Gobierno no supervisa nunca en qué se emplean", resalta el diario.

No requiere que se haga mención a la empresa ni al tipo de arma que vende, sino que permite que se hagan epígrafes tan amplios como material aeronáutico para definir sistemas de reabastecimiento de combustible en vuelo, que se utilizan en bombardeos. La ley está diseñada para avalar el secretismo", según Pere Ortega, del Centre Delás d'Estudis per la Pau.

Pere Ortega, del Centre Delás d'Estudis per la Pau, indica que la ley española de comercio de armas solo obliga al Gobierno a informar de los países a los que se exporta armamento y del volumen total en euros de la exportación. Esto se une a la polémica de las ventas de armas a Arabia Saudí, país criticado por violar los derechos humanos en su agresión a Yemen.

"No requiere que se haga mención a la empresa ni al tipo de arma que vende, sino que permite que se hagan epígrafes tan amplios como material aeronáutico para definir sistemas de reabastecimiento de combustible en vuelo, que se utilizan en bombardeos. La ley está diseñada para avalar el secretismo", añade Ortega.

La legislación establece que un órgano gubernamental evalúe cada exportación de armas por si hay riesgo de que se utilicen para violar derechos humanos o cometer crímenes de guerra. Sin embargo, de cara al ciudadano este órgano tampoco existe, puesto que las actas de sus deliberaciones son documentos clasificados y, por tanto, secretos, según recoge el diario.

Tedae, la patronal de empresarios de armamento, indica por su parte que las 78 empresas de armas españolas facturaron 10.700 millones de euros en 2016, y exportaron el 83 % de sus productos, convirtiendo a España en el séptimo exportador mundial de armas.

hispantv

0 comentarios:

x

Boletín de Noticias

Actualidad diaria

Alertas económicas

Global

Ciencia y tecnologia

y todo lo que necesitas saber.

La mejor información internacional de LA VERDAD OCULTA, diariamente en tu bandeja de entrada.