lunes, 11 de septiembre de 2017

No fue Irma: diez provincias argentinas quedaron bajo el agua por un temporal


Mientras los ojos del mundo están puestos en el Caribe y EE.UU., al sur del continente Argentina sufre las consecuencias de una tormenta que inundó gran parte del país.

Durante el fin de semana, mientras el planeta veía como el Huracán Irma avanzaba por el Caribe hacia los EE.UU., Argentina sufrió las consecuencias de otra tormenta. No fue un ciclón pero si un fenómeno lo suficientemente fuerte como para inundar varias provincias y producir miles de evacuados.

Hasta el momento la zona más afectada es la provincia de Buenos Aires, pero también hay regiones inundadas en La Pampa, Córdoba, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Santa Fe, Santiago del Estero y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) argentino detalló en un informe que "los valores de precipitación acumulada", entre el sábado 9 y el domingo 10 de septiembre "pueden estar entre 50 y 100 mm con máximos localmente superiores". Citado por el diario 'Clarín' el organismo destacó que se esperaban "mayores valores sobre el centro, este y norte de la provincia de Buenos Aires, el Río de La Plata y el sur de Entre Ríos".


Declaración de emergencia


La subida del agua de ríos y arroyos llevó al gobierno argentino declarar la situación de emergencia en varios distritos. Tal como informó el portal Misiones Online, el Ministerio de Agroindustria dispuso esta medida para municipios de Buenos Aires, La Pampa y Chaco.



Sin embargo no incluyó en esa lista al pueblo de Rancul, en el norte pampeano que ha quedado completamente aislado por el agua. "En estos momentos, Rancul está aislado, porque está cortada la ruta nacional 188 desde hace cuatro meses por las inundaciones y ahora se afectó el estado de los caminos alternativos de tránsito liviano y otro para los camiones que teníamos", dijo el intendente local, Horacio Castro, citado por el 'Diario Popular'.

El jefe comunal añadió que "es un perjuicio importante para la cuestión comercial" ya que Rancul no tiene "ninguna industria local y no pueden entrar los proveedores".

Un desastre natural que no se ve por televisión


La intensidad de las lluvias provocó importantes inundaciones también en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Gran parte de los municipios que rodean la capital argentina vieron sus calles colapsadas y barrios enteros debieron ser evacuados.

Georgina Ledesma, del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), una organización social que estuvo asistiendo a los evacuados en la ciudad de Quilmes se lamentó que "hoy la noticia es otra, un huracán que está a miles de kilómetros". En diálogo con RT reconoció que "si, la espectacularidad de la imagen vende" pero "vemos por televisión un desastre natural cuando lo estamos viviendo en carne propia a pocos kilómetros y en nuestras propias ciudades".


"Vemos importante que se conozcan estas noticias porque es algo que no solo está pasando en Quilmes sino en todo el conurbano bonaerense", añadió. Y mencionó distritos como Almirante Brown, Lomas de Zamora, La Matanza y Luján, "que están sufriendo lo mismo".

RT

0 comentarios: