domingo, 17 de septiembre de 2017

ONU pide presiones para detener la "carnicería" de los rohingyas

ONU pide presiones para detener la "carnicería" de los rohingyas

El secretario general de la ONU advierte que la líder de facto de Myanmar tiene una ‘última oportunidad’ para detener el genocidio de los musulmanes rohingyas.

Antonio Guterres ha subrayado que la titular birmana Aung San Suu Kyi podría no tener otra oportunidad que su discurso este martes en la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) —del 19 al 25 de septiembre—para poner fin a la ofensiva del Ejército de Myanmar (Birmania) contra la minoría musulmana rohingya.

“Si no revierte la situación ahora, entonces creo que la tragedia será absolutamente horrible, y lamentablemente entonces no veo cómo esta puede ser revertida en el futuro”, ha precisado este domingo el jefe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en una entrevista con la cadena británica BBC.

Guterres ha dicho que el Ejército birmano todavía tiene bastante poder en el país, y por ello hace lo que quiere en Rajine, el remoto estado donde viven los rohingyas bajo el cerco militar.

Si no revierte la situación ahora, entonces creo que la tragedia será absolutamente horrible, y lamentablemente entonces no veo cómo esta puede ser revertida en el futuro”, ha precisado el jefe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres.

También, ha pedido presionar al Ejército y el Gobierno birmanos para que detengan la “carnicería” de la población musulmana.

El máximo titular de la ONU había pedido anteriormente contención a las fuerzas birmanas para evitar una “catástrofe humanitaria” en Rajine, advirtiendo de que el delito podría equivaler a una “limpieza étnica”.

Los ataques y la violencia ejercidos por las fuerzas birmanas contra los rohingyas ha provocado un masivo éxodo de refugiados, es decir más de 400.000 personas, dejando además, miles de muertos.

La Nobel de la Paz 1991, Aung San Suu Kyi, ahora se enfrenta a crecientes críticas por el genocidio de rohingyas. Ella canceló recientemente su asistencia a la AGNU en Nueva York y afirmó que la crisis está siendo distorsionada por un enorme “iceberg de desinformación”.

Los desplazados rohingyas, no obstante, dicen que el Ejército ha estado llevando a cabo una brutal campaña de represión en su contra, incendiando pueblos y atacando a civiles con el ulterior propósito de expulsarlos de Myanmar.

hispantv

0 comentarios: