viernes, 1 de septiembre de 2017

"Polonia lava el cerebro a su pueblo e infunde ideas antirrusas"

"Polonia lava el cerebro a su pueblo e infunde ideas antirrusas"

El ministro ruso de Exteriores acusa a Polonia de emplear técnicas de manipulación psicológica a nivel masivo para infundir a su población ‘ánimos antirrusos’.

El canciller Serguéi Lavrov ha descartado este viernes la posibilidad de celebrar encuentros entre las autoridades de Rusia y de Polonia, dado que a su juicio estas últimas se dedican a manipular a sus ciudadanos para enemistarlos con su país.

"Varsovia se dedica a lavar el cerebro a su población en clave abiertamente antirrusa y al mismo tiempo anuncia su disposición a mantener contactos y celebrar reuniones. En tal contexto, lo consideramos imposible", ha declarado Lavrov en un encuentro con estudiantes del Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú.

En respuesta a una pregunta por la razón de que Polonia haya aprobado una ley para derribar los monumentos del periodo de la antigua URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), Lavrov lo ha achacado a la proliferación en la sociedad polaca de ánimos nacionalistas y "tendencias a reescribir la historia".

Varsovia se dedica a lavar el cerebro a su población en clave abiertamente antirrusa y al mismo tiempo anuncia su disposición a mantener contactos y celebrar reuniones. En tal contexto, lo consideramos imposible", declara el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

En Polonia, ha señalado Lavrov, hay fuerzas que intentan echar la culpa de todas las desgracias del país a Rusia y que en concreto buscan presentar el Pacto Mólotov-Ribbentrop (también conocido como Pacto de No Agresión Germano-Soviético) como la causa real de la II Guerra Mundial, olvidando que "a raíz de ese pacto se dividió Checoeslovaquia y Polonia se quedó con un pedazo muy apetitoso".

Aunque las autoridades polacas prefieren no hablar de ello, el ministro ruso ha recordado que mucho antes de concertarse el Pacto Mólotov-Ribbentrop, el Reino Unido y Francia habían cerrado acuerdos similares con la Alemania nazi.

Rusia ha expresado en ocasiones su descontento con los países que intentan borrar la existencia del comunismo, lo que considera una ofensa tanto al pueblo ruso como a aquellos otros que integraron la URSS. En mayo de 2014, la Cancillería rusa arremetió contra el Parlamento de Ucrania (la Rada Suprema) por excluir a los diputados del Partido Comunista de una sesión a puertas cerradas, calificando el acto de golpe a la democracia.

hispantv

0 comentarios: