viernes, 1 de septiembre de 2017

¿Saben por qué los bostezos son tan contagiosos?

¿Saben por qué los bostezos son tan contagiosos?

La propensión humana al bostezo contagioso es activada automáticamente por los reflejos primitivos en la corteza motora primaria, según un estudio.

Se conoce con el nombre de ecofenómeno a aquel movimiento de nuestro organismo que consiste básicamente en imitar la palabra o el gesto de otro ser humano. Así es como las personas aprendemos básicamente y precisamente por esa razón es por la que tenemos bostezos cuando vemos a alguien bostezando. No en vano, esta condición es inherente a cualquiera y no se puede obviar.

Por eso es importante conocer el origen del bostezo contagioso y saber en qué condiciones se produce. Un estudio de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) ha tratado de explicarlo. Para ello ha utilizado a un grupo de 36 adultos a los que ha puesto a prueba sobre el bostezo, según recoge este viernes el portal español ABC.

Las personas sometidas a prueba debían ver imágenes o vídeos de bostezos y además recibir instrucciones para saber evitarlos. Los resultados que arrojó este experimento fueron del todo concluyentes. Quienes intentaban reprimirse, bostezaban mucho más que los que no lo hacían.

Si podemos entender cómo las alteraciones en la excitabilidad de la corteza dan lugar a desórdenes neurales, potencialmente podemos revertirlos. Estamos trabajando en tratamientos personalizados, no basados en medicamentos, y que se basan en el TMS. Quizás podrían ser eficaces para paliar los desequilibrios en las redes cerebrales”, dice Stephen Jackson, uno de los autores del estudio.


Entender la razón de los bostezos contagiosos podría ayudar a tratar dolencias como el síndrome de Tourette, la epilepsia o el autismo.

Lo cual significa que el hecho de reprimir un ecofenómeno nos empuja cerebralmente a hacerlo sin poder evitarlo. Esto abre un campo de investigación importante para conocer los impulsos eléctricos del cerebro y detectar comportamientos psiquiátricos o de otra índole que precisen de un estudio mucho más profundo.

Stephen Jackson, uno de los autores del estudio, concluye que “si podemos entender cómo las alteraciones en la excitabilidad de la corteza dan lugar a desórdenes neurales, potencialmente podemos revertirlos. Estamos trabajando en tratamientos personalizados, no basados en medicamentos, y que se basan en el TMS. Quizás podrían ser eficaces para paliar los desequilibrios en las redes cerebrales”.

hispantv

0 comentarios:

x

Boletín de Noticias

Actualidad diaria

Alertas económicas

Global

Ciencia y tecnologia

y todo lo que necesitas saber.

La mejor información internacional de LA VERDAD OCULTA, diariamente en tu bandeja de entrada.