viernes, 20 de octubre de 2017

Alemania aprueba polémica venta de submarinos nucleares a Israel

Alemania aprueba polémica venta de submarinos nucleares a Israel
El primer ministro israelí visita un submarino de fabricación alemana, septiembre de 2014.

Alemania ha aprobado en secreto el polémico acuerdo de venta de tres submarinos nucleares a Israel, el cual fue suspendido por casos de corrupción.

En un informe publicado este viernes, el diario israelí Yedioth Ahronot indica que Berlín ha aprobado un memorando de entendimiento con el régimen de Tel Aviv para la construcción de tres submarinos tipo Delfín, pese a la investigación de corrupción en curso sobre el polémico acuerdo.

El país europeo suspendió en julio un contrato millonario por el que Israel compraría tres submarinos, después de que se revelara que el delegado en Tel Aviv de la firma fabricante alemana Thyssen Krupp, Michael Ganor, sobornó a altos responsables políticos y militares para que aprobaran la adquisición de los submarinos en cuestión.

“Los alemanes han dado su visto bueno al acuerdo”, afirmó un funcionario israelí conocedor del plan, en declaraciones hechas bajo anonimato a la agencia francesa AFP, según recoge The Times of Israel.

Con base a los informes, que citan a responsables israelíes, en las últimas semanas se modificó el texto del memorando para incluir un párrafo que establece que no se avanzará el acuerdo en tanto continúe la indagación sobre la corrupción. También le da a Alemania el derecho de retirarse del pacto, si se reporta alguna actividad criminal.

Los alemanes han dado su visto bueno al acuerdo”, afirmó un funcionario israelí.

Los tres submarinos adicionales costarán dos mil millones de euros (2,35 mil millones de dólares). Todos los cambios en el memorando se realizaron a instancias de Berlín.

El caso de corrupción también incluyó al abogado personal del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, David Shimron, quien fue interrogado en más de una ocasión. Ganor había admitido que Shimron recibiría el 20 por ciento de su propia comisión de 45 millones de euros (53 millones de dólares).

La compra de los tres submarinos adicionales siempre fue rechazada por parte de las funcionarios israelíes, entre ellos el exministro de asuntos militares Moshe Yaalon, que chocó con Netanyahu. El propio Yaalon había señalado que “esta fue la gota que colmó el vaso con Netanyahu”.

El premier israelí, que junto a su esposa, Sara, es investigado por otros casos de corrupción, ha defendido el contrato, diciendo que los nuevos sumergibles pueden “garantizar la existencia de Israel en el futuro, durante decenios”.

hispantv

0 comentarios: