viernes, 27 de octubre de 2017

Condenan al Estado colombiano por asesinato de izquierdistas

Condenan al Estado colombiano por asesinato de izquierdistas
Mural en una calle de Bogotá conmemora a las víctimas del genocidio contra el partido de la Unión Patriótica.

El Estado colombiano tiene que pagar una millonaria indemnización a la familia de tres hermanos asesinados por paramilitares por su pertenencia partidaria.

Es el fallo del Consejo de Estado colombiano, que determinó el jueves la existencia de responsabilidad administrativa tanto de la Policía como del Ejército en la muerte de los tres hermanos Reyes Gordillo, a los que no protegió el Estado.

“La Nación, representada por el Ejército Nacional y la Policía Nacional, tenían una obligación de proteger a los hermanos José Ignacio, José Francisco y Nidia Reyes Gordillo, comoquiera que sobre ellos se cernía un riesgo alto por pertenecer a una minoría política, la Unión Patriótica” (UP), precisa el alto tribunal.

De esta manera, y como medida de rehabilitación, también deberán ofrecer disculpas a los familiares de las víctimas en una ceremonia pública.

Reiteró también que hubo “graves violaciones a los derechos humanos y un abuso o desbordamiento arbitrario del poder público” por el ‘exterminio’ de la UP, por lo que conmina al Estado a “restituir, indemnizar, rehabilitar, satisfacer y adoptar garantías de no repetición” de los hechos.

La Nación, representada por el Ejército Nacional y la Policía Nacional, tenían una obligación de proteger a los hermanos José Ignacio, José Francisco y Nidia Reyes Gordillo, comoquiera que sobre ellos se cernía un riesgo alto por pertenecer a una minoría política, la Unión Patriótica” (UP), precisa el Consejo de Estado colombiano.

Paramilitares asesinaron en 2011 a los hermanos Reyes Gordillo en las cercanías del municipio de San Juan de Arama, en el departamento del Meta (centro) por su militancia en el Partido Comunista Colombiano y la Unión Patriótica (UP).

La UP se fundó en 1985 como parte de un proceso de paz iniciado un año antes por la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con el gobierno del entonces presidente colombiano Belisario Betancur.

Según denuncias hechas por militantes de la UP, grupos paramilitares y miembros de las fuerzas de seguridad del Estado asesinaron a por lo menos 3500 miembros del partido, entre ellos dos candidatos presidenciales, los abogados Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa. Asimismo, perdieron la vida ocho congresistas, 13 diputados, 70 concejales y 11 alcaldes.

Tras el acuerdo de paz firmado entre las FARC y el Gobierno en 2016, a principios de septiembre, la guerrilla se convirtió en una formación política de nombre Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC). Sin embargo, recientes informes indican que existen problemas en la reintegración de los exguerilleros a la vida civil e incluso nuevos brotes de violencia policial.

hispantv

0 comentarios: