viernes, 13 de octubre de 2017

Esta es la solución que ofrece el Gobierno español a los independentistas

Esta es la solución que ofrece el Gobierno español a los independentistas
Enrique Calvo / Reuters

El Ejecutivo catalán tiene hasta el lunes para confirmar si ha declarado la independencia o no.

El Gobierno español ha insistido este viernes en exigir al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que confirme si declaró el pasado martes la independencia de Cataluña o no. Además, el Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy ha ofrecido al Gobierno catalán una vía de diálogo a través del Congreso de los Diputados, dentro de la comisión propuesta por el Partido Socialista (PSOE), para estudiar el modelo territorial y reformar la Constitución española.

Así lo ha comunicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que ha calificado la oferta de "sensata, moderada y entendible". La número dos de Rajoy ha subrayado que para comenzar un diálogo con las autoridades catalanas es necesario situarse "en el marco de la ley", "regresar al sistema democrático de derecho" y "recuperar la normalidad institucional".


"Se le he ofrecido y se le ofrece diálogo en el marco de la ley y en el Congreso, donde están representadas todas las fuerzas políticas y todo el pueblo español", ha explicado Sáenz de Santamaría, que ha recalcado que "los mediadores son los 350 diputados" y "senadores" que "representan a los españoles".

La recuperación económica en riesgo, según el Ejecutivo


La número dos de Rajoy también ha advertido de que la crisis territorial puede poner en peligro "la recuperación económica" de España. Por ello, ha anunciado que el Gobierno ya ha comunicado a Bruselas que tendrá que revisar a la baja las previsiones de crecimiento de España para 2018 si persiste la tensión con Cataluña.


Ahora, todas las miradas están puestas en Cataluña, ya que Puigdemont tiene hasta las 10:00 horas (local) del próximo lunes para aclarar si declaró la independencia o no en su ambiguo discurso del martes. Ese día, ante el Parlamento de Cataluña, el presidente regional dejó en suspenso la declaración de independencia para buscar el diálogo y la mediación internacional, justo después de dar por válidos los resultados del referéndum del 1 de octubre.

De esta manera, en caso de que la Generalitat confirme que se produjo la declaración de independencia, el Ejecutivo español ha fijado un nuevo plazo hasta el jueves 19, a la misma hora, para restaurar la legalidad y revocar la proclamación. En caso contrario, Rajoy activará la segunda fase del artículo 155 de la Constitución española, que le permitirá adoptar una serie de medidas que supondrían laintervención de la autonomía de Cataluña y podrían desembocar, incluso, en elecciones regionales.

¿Qué va a hacer Puigdemont?


La incógnita ahora es qué va a hacer Puigdemont y si será posible llegar a un consenso que cierre filas en torno a este tema, tanto política como socialmente. Una tarea que, de momento, no parece fácil.

Hay que tener en cuenta que Junts pel Sí (JxSí), el partido que lidera el presidente catalán, es una coalición electoral, formada por varios grupos políticos de la derecha y la izquierda, que fue creada en 2015 para concurrir a las elecciones al Parlamento regional con el objetivo de iniciar un proceso hacia la independencia. Concretamente, estas formaciones son Convergencia Convergencia Democrática de Cataluña - actualmente PDeCAT -, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Demócratas de Cataluña y Moviment d’Esquerres.

Sin embargo, esta coalición no tiene la mayoría necesaria para gobernar en solitario, por lo que dependen del apoyo de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP), una formación política de la izquierda anticapitalista e independentista. En este sentido, tanto la CUP como ERC, así como plataformas sociales a favor de la independencia, le han pedido al presidente catalán que responda al requerimiento de Rajoy que la República ya está proclamada.

RT

0 comentarios: