martes, 31 de octubre de 2017

"Un millón de firmas en solo diez días para destituir a Trump"

"Un millón de firmas en solo diez días para destituir a Trump"
El presidente de EE.UU., Donald Trump, encabeza un acto oficial.

Un multimillonario demócrata dice haber reunido un millón de firmas en tan solo diez días para reclamar la destitución del presidente de EE.UU., Donald Trump.

“Nos ha llevado al umbral de una guerra nuclear, ha obstruido a la Justicia y al FBI (siglas inglesas del Buró Federal de Investigaciones) y, en transgresión flagrante de la Constitución, ha recibido dinero de Gobiernos extranjeros y amenazado con cerrar medios de comunicación que publican la verdad”, decía el impulsor de la recogida de firmas, Thomas Steyer, en el vídeo para promoverla.

Diez días después de lanzar su iniciativa el pasado 20 de octubre, este martes Steyer ha anunciado haber recogido 1.119.720 adhesiones mediante una campaña basada en anuncios y cartas a congresistas demócratas, alcaldes y gobernadores estatales de todo Estados Unidos, según el portal de noticias Axios.

En las cartas, Steyer dice a los responsables políticos que “tienen el deber de pronunciarse” sobre la posibilidad de abrir un proceso formal de destitución de Trump, regularmente planteada desde las primeras semanas de su asunción, el pasado 20 de enero.

La campaña del multimillonario, nacido en Nueva York en 1957 e implicado en política desde al menos 1983 con el Partido Demócrata, está centrada en la crítica de la política del también neoyorquino Trump en materia de sanidad, inmigración y medioambiente.

(El presidente de EE.UU., Donald Trump) nos ha llevado al umbral de una guerra nuclear, ha obstruido a la Justicia y al FBI (siglas inglesas del Buró Federal de Investigaciones) y, en transgresión flagrante de la Constitución, ha recibido dinero de Gobiernos extranjeros y amenazado con cerrar medios de comunicación que publican la verdad”, dijo el magnate neoyorquino Thomas Steyer al lanzar una campaña por la destitución de Trump.

El viernes, probablemente viendo el meteórico progreso de la campaña de Steyer, el sulfuroso presidente le dedicó uno de sus agresivos tuits, llamándolo “chiflado” y “completamente trastornado”, y afirmando que su oponente “ha estado luchando desde el principio contra él y contra su programa de hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande”, y que “nunca gana elecciones”.

El proceso legal de destitución de presidentes requiere la aprobación por mayoría de una moción en ese sentido en la Cámara de Representantes y, a continuación, una mayoría de dos tercios en el Senado como culminación de un juicio político. Dos presidentes han llegado a ese punto en la historia estadounidense: William ‘Bill’ Clinton (1993-2001) y Andrew Johnson (1865-1869), sin que ninguno fuera finalmente destituido.

hispantv

0 comentarios: