miércoles, 29 de noviembre de 2017

Amor 'desclasificado': El tórrido romance entre un ministro británico y una espía nazi

Amor 'desclasificado': El tórrido romance entre un ministro británico y una espía nazi
John Profumo, antiguo ministro de Reino Unido. Keystone Pictures USA / www.globallookpress.com

Un conjunto de cartas revelan el romance entre ese alto funcionario y una mujer alemana, que duró décadas.

Las palabras se las lleva el viento pero, si están escritas, las desclasifican los servicios de Inteligencia.

Eso ocurrió con el romance entre John Profumo, quien fue ministro conservador británico, y la espía nazi Gisela Winegard, que se conocieron en Oxford (Reino Unido) en 1936 y mantuvieron una relación epistolar durante décadas, según ha revelado el MI5.

"La primera vez, ella fue a Oxford aparentemente para aprender inglés y se declaró antinazi", precisa una de las misivas, mientras que los archivos sacados a la luz pública califican a la joven de "mujer llamativa" que trabó amistad "con varios jóvenes conocidos" en Reino Unido.

Sin embargo, el hecho que provocó la renuncia de John Profumo en 1963 fue un escándalo sexual que involucró a Christine Keeler, una modelo de 19 años quien, a su vez, mantenía una relación sentimental con un agregado militar soviético en los momentos más álgidos de la Guerra Fría. Al año siguiente, el Partido Conservador sufrió una derrota electoral.
Lustros de correspondencia

Tras su estancia en Reino Unido, Gisela Winegard se trasladó a París para trabajar con los servicios de inteligencia nazi bajo la fachada de una "oficina de información comercial" y desarrolló actividades para los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

Ambos amantes mantuvieron correspondencia hasta mediados del siglo XX, mientras que Profumo ejerció como diputado desde 1940. La supuesta modelo fue a prisión por espionaje en 1944, años después se casó con su carcelero y, en 1951, las autoridades británicas le negaron un visado por haber estado involucrada "en chantajes".
Misivas "insinuantes"

A pesar de ese matrimonio, la relación entre Winegard y Profumo perduró por carta. Sus candentes e "insinuantes" misivas provocaron el divorcio de la exmodelo cuando su esposo las descubrió, aunque la pareja se reconcilió más tarde.

Las "simpatías proalemanas" de esa mujer causaron su despido de una emisora de radio y se trasladó a Tánger (Marruecos) en la década de los 50. También fue amante de un oficial germano de alto rango, con quien tuvo un hijo.

RT

0 comentarios: