miércoles, 22 de noviembre de 2017

Explotación laboral: Imputan a empresa española contratada por Zara en Argentina

Explotación laboral: Imputan a empresa española contratada por Zara en Argentina
Imagen ilustrativa Alessandro Garofalo / Reuters

La denuncia expresa que un trabajador español era sometido a extenuantes jornadas laborales de 17 horas en ese país sudamericano, entre otras faltas.

La Procuradoría de Trata y Explotación de Personas (Protex) de Argentina presentó una denuncia ante la Justicia local para que se investigue a la empresa española Decorga Pinturas, contratada por Zara, para refaccionar dos tiendas que esa multinacional textil hispana posee en la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores.

La acusación sostiene que un trabajador español ingresó al país sudamericano en calidad de turista, pero fue sometido a condiciones laborales cercanas a la esclavitud. Ese hombre "podía dormir solo dos o tres horas por día", destaca la presentación judicial que reveló eldiario.es.

Así, a la víctima se le asignaron tareas en dos franjas horarias: de lunes a lunes, entre las 7:30 y 21 en un local que Zara posee en la avenida Santa Fe de Buenos Aires; y de 23 a 7:30 en el 'shopping' Unicenter, que se encuentra en las afueras de la capital argentina.

Incumplimiento patronal


Tras nueve días de trabajo en condiciones deplorables, el empleado tercerizado por Zara pidió a sus jefes una jornada de descanso: "Tengo los pies en carne viva. No puedo hacer 17 horas cada día. No aguanto más. No soy esclavo de nadie", escribió mediante mensajes telefónicos, que fueron aportados a la causa judicial.

A pesar de las pruebas presentadas, Decorga Pinturas —que trabaja con frecuencia para Zara— desconoce la denuncia y también los maltratos: "El trabajador se encuentra aún en Buenos Aires por voluntad propia", explicó.

Imagen ilustrativa / Nguyen Huy Kham / Reuters

Entre las graves faltas señaladas por la Fiscalía argentina, sobresalen las extensas jornadas laborales, el incumplimiento en el pago de la remuneración estipulada, maltrato físico y psicológico y abandono al obrero ante sus reclamos por un trato digno.

Todo ello compone "la explotación sufrida por la víctima y el menoscabo de su libertad y posibilidad de autodeterminación", además de aumentar el grado de vulnerabilidad de ese individuo por su condición de migrante.


"Es la primera vez que el trabajo forzado lo realiza un español"


El empleado presuntamente explotado acudió a La Alameda, una organización social que lucha contra el trabajo esclavo en Argentina. El titular de esa agrupación, Gustavo Vera, afirmó a RT que "ingresó al país sin pasaje de regreso ni contrato en su poder", se enfrentó a "jornadas laborales de 18 a 20 horas por día" y le hicieron promesas salariales que quedaron incumplidas.

Vera informó que el damnificado "recibió refugio" estatal de Argentina —según la normativa de la Ley de Trata— y "ya declaró ante la Fiscalía Federal" de ese país.

En cuanto al aspecto judicial, el responsable de La Alameda espera presentarse en calidad de querellante en las próximas horas y detalla que "ya hemos denunciado a Zara en 2013 por talleres clandestinos en la confección, aunque nunca tuvimos un caso similar en nuestro país". En esa ocasión "explotaban a bolivianos, pero esta es la primera vez que el trabajo forzado lo realiza un español".

A pesar de que el caso se dio a conocer en Sudamérica, parece que no ha sido la primera vez que vulneran los derechos de ese trabajador: "Ya había sido explotado de niño en talleres textiles clandestinos que Zara posee" en Galicia (España), manifestó el dirigente.

Hasta el momento, se desconoce si la Embajada de España tomará cartas en el asunto.

RT

0 comentarios: