sábado, 18 de noviembre de 2017

Los españoles pagan 4.750 millones de euros por un mecanismo de emergencia que no se usa

Los españoles pagan 4.750 millones de euros por un mecanismo de emergencia que no se usa
Central nuclear de Cofrentes, Valencia, España. Wikipedia / Garcellor

Algunos medios estiman que solo se ha utilizado cinco horas en los últimos 10 años.

La Secretaría de Estado de Energía modificará el denominado mecanismo competitivo de interrumpibilidad creado en 2008, por el cual los residentes en territorio español han abonado 4.746 millones de euros extra en sus recibos de electricidad: 508 millones en 2015, otros 503 millones en 2016 y 525 millones este año.

El sistema paga a las industrias que más electricidad consumen para que se desconecten en casos de emergencia o de exceso de demanda, asegurando así el suministro eléctrico ininterrumpido para los españoles. Una subasta fija la cantidad que hay que abonar a esas compañías independientemente de que se ejerza esa opción, con lo cual perciben una cifra pactada... que abonan los consumidores.

Se trata de un recurso que es de "reducido uso efectivo" en función del "elevado coste del servicio", según indica el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que propone reformar esa interrumpibilidad, documento que sustituye los datos concretos por la etiqueta 'Confidencial'.

Central térmica de Puentes de García Rodríguez, La Coruña, España / Wikipedia / PepedoCouto

Algunos medios estiman que se ha utilizado cinco horas en los últimos 10 años, repartidas en dos ocasiones: la primera, en junio de 2016; la segunda, el pasado octubre. Además, ambas se habrían producido por averías, no por exceso de demanda.

En cuanto al servicio de interrumpibilidad en sí mismo, el Ministerio de Energía contempla hacer los siguientes cambios.


Novedades del mecanismo de interrumpibilidad



  • Aplicar también criterios económicos. Hasta el momento, solo preveía motivos técnicos: una avería o por un exceso de demanda. A partir de ahora, también se pondrá en marcha si resulta más económico que la alternativa cuando se producen grandes aumentos de precios.
  • Reducir el tiempo de preaviso. Se elimina la opción de dos horas, mientras que permanecen la instantánea y el preaviso de 15 minutos.
  • Imputar el coste de las subastas a los participantes que resulten adjudicados. De esta manera, el procedimiento será más parecido al del resto de subastas de electricidad y gas.
  • Mejorar la información sobre el cumplimiento de los requisitos.


Central hidroeléctrica en la presa de Alcántara, Cáceres, España / Wikipedia / Alonso de Mendoza

Debido a la sequía actual, excluye a las centrales hidráulicas de manera temporal, aunque la CNMC discrepa en cuanto a la aplicación de medidas transitorias.
La CNMC se siente "menoscabada"

En el informe que publicó este mes, la CNMC se congratuló de que se aborde una reforma que solicita desde hace tiempo, pero indicó en dos ocasiones que el hecho de que la Secretaría de Estado de Energía haya tomado esta medida antes de recibir su análisis "condiciona" y podría llegar a "menoscabar" su función como "órgano consultivo".

En años anteriores, la Sala de Supervisión Regulatoria de la CNMC ya se manifestó sobre la necesidad de reformar el mecanismo de interrumpibilidad vigente porque considera que el cálculo de las necesidades de potencia interrumpible "no está justificado", como "ha demostrado el reducido uso de este servicio".

Este coste contrasta con la subida en los precios de la luz que ha sufrido España en los últimos meses. El mayor picose produjo el 23 de octubre y, en total, ese mes el recibo se encareció un 7%.

RT

0 comentarios: