jueves, 9 de noviembre de 2017

OTAN aumenta tácticas de guerra cibernética para combatir a Rusia

OTAN aumenta tácticas de guerra cibernética para combatir a Rusia
Centro técnico responsable de la Ciberdefensa de todos los emplazamientos de la OTAN en Mons, en el suroeste de Bélgica.

Los países de la OTAN inician una nueva etapa para reforzar su ‘disuasión’ frente a Rusia y acuerdan usar tácticas de ciberguerra para ello.

Los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) acordaron el miércoles aumentar el uso de armas y tácticas cibernéticas durante las operaciones militares, así como la actualización de otras capacidades para combatir a ‘una Rusia resurgente’.

“Ahora estamos integrando los efectos cibernéticos en las misiones y operaciones de la OTAN para responder a un nuevo y cambiante entorno de seguridad donde el ciberespacio es parte de la imagen de amenaza a la que tenemos que responder”, dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Los 29 ministros de Defensa de la Alianza Atlántica, reunidos en Bruselas (capital belga), también aprobaron la creación de dos centros de comando para cumplir con sus ‘crecientes requerimientos militares ante la supuesta amenaza rusa’. Estos cambios son parte de la mayor reestructuración de la OTAN desde la Guerra Fría.

Ahora estamos integrando los efectos cibernéticos en las misiones y operaciones de la OTAN para responder a un nuevo y cambiante entorno de seguridad donde el ciberespacio es parte de la imagen de amenaza a la que tenemos que responder”, dice el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Stoltenberg indicó también que, “en cualquier conflicto militar, el ciberespacio será una parte integral y, por lo tanto, necesitamos fortalecer nuestras defensas cibernéticas y nuestras capacidades cibernéticas”. Además, alegó que este tipo de tácticas han sido efectivas en la lucha contra los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) en Irak y Siria.

La modernización refleja el “ambiente de seguridad modificado” de los últimos años, conforme a Stoltenberg.

La tensión no deja de aumentar mientras la OTAN incrementa su presencia en su flanco oriental en respuesta a la anexión de Crimea a Rusia en 2014.

Después de años de desmantelar su estructura de mando desde el final de la Guerra Fría, la OTAN quiere agregar los nuevos centros de comando: uno para proteger las líneas de comunicación a través del Atlántico, y otro para coordinar el movimiento de tropas y equipos alrededor de Europa.

hispantv

0 comentarios: