viernes, 22 de diciembre de 2017

Archivos del Terror: 25 aniversario del hallazgo de esta impresionante prueba contra el Plan Cóndor

Archivos del Terror: 25 aniversario del hallazgo de esta impresionante prueba contra el Plan Cóndor
Manifestación de familiares de desaparecidos durante la última dictadura militar en Argentina. / Flickr / Montecruz Foto

Nuestro corresponsal Ignacio Jubilla rescata el valor de estos numerosos documentos sobre las violaciones de derechos humanos cometidas por las dictaduras militares latinoamericanas.

En 1976, Federico Tatter presenció desde una calle de Buenos Aires el secuestro de su padre, un ciudadano paraguayo exiliado en Argentina, a manos de la Policía. Federico tenía 17 años y ese día había acudido a asistir a su madre. Aquel día, se salvó de correr la misma suerte que su progenitor gracias a que los agentes no lograron identificarlo.

El testimonio del terror


Las fotografías de su padre, que hasta el día de hoy continúa desaparecido, forman parte del llamado Archivo del Terror. Se trata de un material único de documentos elaborados por la Policía paraguaya durante la dictadura de Alfredo Stroessner. Este archivo se convirtió en una de las pruebas más importantes sobre el Plan Cóndor, un plan de coordinación entre las distintas dictaduras sudamericanas, así como en un testimonio inapelable de las detenciones "preventivas" de civiles inocentes.

Las autoridades a cargo de estos arrestos rellenaban los datos de los detenidos, tales como "nombre, apellido, filiación política, ideología política, quiénes eran sus padres, quiénes eran sus hermanos y una pequeña síntesis de por qué estaba ahí", cuenta Rosa Palau, coordinadora del Archivo del Terror. "De allí ya se pasaba a la tortura", explica.


Un triste tesoro histórico


Aún hoy, el archivo que administra Rosa sirve como prueba en decenas de juicios a represores en distintos países de la región. Aquí, en cientos de carpetas metódicamente clasificadas, se encuentra el testimonio de personas cuyas vidas fueron intercambiadas como trofeos por los dictadores latinoamericanos.


Vuelos de la muerte


Dora y Alejandro eran argentinos y fueron detenidos en Asunción. En su ficha dice que fueron "puestos a disponibilidad de las autoridades argentinas" y trasladados a Buenos Aires en un avión de la Armada el 16 de mayo de 1977. El mismo día que también Jorge Rafael Videla regresaba de Paraguay, luego de realizar una visita a Stroessner.

Evidentemente, se estaba llevando como 'favor' por parte del dictador paraguayo a estos dos jóvenes. Ninguno de los detenidos jamás llegó a Buenos Aires y hasta el día de hoy continúan desaparecidos. Según se sospecha, fueron víctimas de los 'vuelos de la muerte'.

Una conspiración siniestra


Estos documentos constituyen una prueba de que "hubo un plan siniestro y secreto" y de una "conspiración" entre los distintos gobiernos militares, expresa José Agustín Fernández, juez y director del Museo de la Justicia de Paraguay. "Había víctimas, no importaba de qué nacionalidad eran y bastaba una llamada telefónica para detenerlos y para hacerlos desaparecer", concluye Fernández.

El mero hecho de haber conservado estas numerosas evidencias en su propia contra es una muestra de la impunidad con la que se manejaron los represores. Este error de cálculo sirve ahora para juzgar los crímenes de sus cómplices y aliados en la región, y para preservar la memoria de un terror que borró las fronteras del continente.

RT

0 comentarios: