viernes, 29 de diciembre de 2017

Cierran la pesquisa por yihadismo contra la exmodelo toples británica Kimberley Miners

Cierran la pesquisa por yihadismo contra la exmodelo toples británica Kimberley Miners
Facebook / Kimberley Miners

La joven, convertida al islam, se hizo sospechosa de mantener contactos con el Estado Islámico. Fue liberada sin cargos.

El caso de la exmodelo toples británica Kimberley Miners, de quien se sospechó que se había unido al Estado Islámico (EI), ha sido cerrado, informa The Daily Mail.

Miners, oriunda de la ciudad de Bradford (Yorkshire, Reino Unido) y famosa tiempo atrás por sus sugestivas fotos como barrendera de calles, fue detenida en octubre de 2016 por supuestos vínculos con el movimiento yihadista y presunta divulgación de materiales de propaganda terrorista en Facebook.

Entre los causales directos de su detención figura la publicación en sus redes sociales de numerosos videos con escenas de guerra y bombardeos. En uno de ellos se observa a un grupo de niños armados que son entrenados por un miliciano del EI. Asimismo, publicó una fotografía en la que aparece con el rostro cubierto en su totalidad por un velo.


Cuerpos de inteligencia sospecharon que la joven tenía contacto regular con un presunto reclutador del EI en Siria y que estaba siendo preparada para convertirse en una 'novia yihadista'.

La joven explicó a los interrogadores que su identidad había sido usada en cuentas abiertas por personas desconocidas.

Tras ser interrogada por una unidad antiterrorista, la joven pagó una fianza y fue puesta en libertad al día siguiente. Sus cuentas en redes sociales fueron suspendidas tras su detención y la Policía sometió a la joven a un programa antiextremista. Ahora su caso ha sido cerrado.

"La mujer de Bradford, de 28 años y sospechosa de posesión de materiales terroristas, ha sido liberada de su fianza sin que se presenten cargos" en su contra, afirmó un portavoz policial.

"Esto es lo que me causó problemas"


Miners alcanzó la fama tras posar en toples en la portada del periódico The Sun. Luego, después de la muerte de su padre, se convirtió al islam y se cambió el nombre por Aisha Lauren al-Britaniya.

La joven quiere ayudar a los refugiados y visita sus campamentos vestida con indumentaria islámica. Dice oponerse a las decapitaciones realizadas por el EI y niega que haya querido convertirse en una novia yihadista.

"Al momento que empieces a llevar el velo, te acusan [de extremismo] y todo", comentó.

Aun así, Miners parece evitar reconocer la índole malvada del Estado Islámico.

"Oigo que están allí para proteger su religión. No los conozco, de verdad. Esto es lo que me causó problemas", afirmó.

RT

0 comentarios: